El fiscal pedirá cárcel para Puigdemont, sus consellers y la Mesa del Parlament cuando vayan a declarar

Puigdemont
El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont y su ex vicepresidente Oriol Junqueras.

La Fiscalía pedirá al juez que ordene el ingreso en prisión del ex presidente Carles Puigdemont, los consellers de su Govern destituido y los miembros de la Mesa del Parlament (salvo los dos representantes de Ciudadanos y el PSC) cuando acudan a declarar ante el Tribunal Supremo, imputados por un delito de sedición.

La Fiscalía General del Estado presentará el lunes ante el Supremo la querella contra estos políticos del PDeCAT, ERC y Catalunya Sí que es Pot (la marca blanca de Podemos), como autores de un delito de sedición por impulsar la declaración ilegal de independencia de Cataluña. Si a lo largo de las próximas jornadas se registran incidentes violentos, el Ministerio Público modificará la calificación de los hechos del delito de sedición al de rebelión, tal como ha informado OKDIARIO.

De este modo, la petición de pena puede variar desde un máximo de 15 años de cárcel en el caso del delito de sedición (según el artículo 545 del Código Penal), hasta los 30 años de cárcel, si se trata de una rebelión (según el artículo 743 del Código Penal).

Además de los miembros del Govern destituido, la querella se hará extensiva a todos los miembros de la Mesa del Parlament que preside Carme Forcadell, salvo los dos representantes de Ciudadanos (José María Espejo-Saavedra) y el PSC (David Pérez Ibáñez), que se opusieron a tramitar las leyes ilegales de “desconexión” y la declaración ilegal de independencia de Cataluña.

¿Los Mossos detendrán a Puigdemont?

La intención de la Fiscalía es solicitar prisión preventiva para los imputados, cuando acudan a declarar ante el Supremo. Se repetiría así la escena de los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, que fueron conducidos a la cárcel de Soto del real tras acudir a declarar por segunda vez como imputados en la Audiencia Nacional.

¿Y si Carles Puigdemont y los miembros de su Govern golpista se niegan a acudir a declarar ante el Supremo, alegando que ya no están sometidos a la Justicia española? En este caso, incurrirían en un delito de desobediencia y el Supremo podría ordenar su detención inmediata. Podría darse entonces la circunstancia de que fueran los Mossos d’Esquadra, que ya se encuentran bajo el control del Ministerio de Interior, los encargados de detener al ex presidente Carles Puigdemont.

Como ha informado OKDIARIO, la querella que el lunes interpondrá la Fiscalía abarca desde los disturbios del 20 de septiembre (cuando 40.000 independentistas dirigidos por la ANC y Òmnium cercaron a la comisión judicial que había acudido a realizar un registro en la Conselleria de Economía) hasta la celebración del referéndum ilegal de independencia (que había sido suspendido y luego prohibido por el Tribunal Constitucional) y la declaración de independencia aprobada este viernes en el Parlament.

En un principio, la instancia competente para juzgar estos hechos sería el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), pero la Fiscalía ha optado por presentar la querella ante el Supremo porque los hechos delictivos denunciados afectan a la soberanía nacional y no se han limitado al territorio de Cataluña: por ejemplo, en la captación del voto de los catalanes que residen en el extranjero y en la utilización de las “embajadas” en el exterior para recabar apoyos internacionales.

Comentar

Últimas noticias