Acuamed preparó el concurso de la Desaladora de Denia para dárselo a Crespo Gomar antes de las elecciones

Acuamed
Sede de Acuamed en Madrid. (Foto: EFE)
Comentar

La sociedad pública Acuamed preparó el concurso de la Desaladora de Denia para que Crespo Gomar se llevase el contrato en plena recta final electoral. Se presentaron tres ofertas por ese contrato: el de un concurso público que acabó suponiendo 236.292 euros en las cuentas de la empresa de comunicación que está investigada por lograr concursos para pagar posteriormente campañas electorales del PSOE en la Comunidad Valenciana.

Las dos primeras propuestas empresariales presentaron una oferta de 237.800 euros: el límite máximo fijado por el concurso. Crespo Gomar, por el contrario, presentó una oferta levemente inferior: de 236.292 euros -tal y como muestran los documentos del concurso a los que ha tenido acceso OKDIARIO-. Es decir, que Crespo Gomar presentó una oferta 1.508 euros por debajo del precio de sus competidores. Una diferencia insignificante pero que, sin embargo, fue suficiente para que la faceta económica premiase a Crespo Gomar.

Hay que recordar que en los concursos las ofertas deben ser secretas para no forzar las bajas temerarias. Los investigadores sospechan que Acuamed pudo preparar el concurso de forma que sólo uno fuese por debajo del precio y muy levemente, de forma que se llevase el contrato sin problemas.
El informe de adjudicación, al que ha tenido acceso este diario, reclamó de este modo que el contrato fuese a Crespo Gomar: “ Analizadas las propuestas técnicas y económicas de Crespo Gomar, S.L, Sealco Consultoes S.L. y L y C Soluciones Digitales correspondientes al expediente SV 41/07, se concluye de dicho análisis que todas las ofertas puntúan igual en conocimiento y organización de los trabajos a desarrollar”.

Acuamed preparó el concurso de la Desaladora de Denia para dárselo a Crespo Gomar antes de las elecciones

El informe añadió que “Crespo Gomar, S.L., hace una propuesta creativa de las acciones de comunicación mucho más coherente con los objetivos planteados en el pliego de bases con una estrategia de comunicación que destaca de las otras dos ofertas tanto en la calidad como en la cantidad de materiales como los de publicidad exterior propuestos y en las acciones […]”. CrespoGomar S.L. se hizo con el contrato. Y esta empresa, señalada ya por los investigadores como la empresa B del PSOE en Valencia, recibió 205.000 euros más IVA.

Pero, además, el concurso se gestó en sólo 12 días, con una contratación exprés, a días del cierre de la legislatura nacional y en pleno inicio de la campaña a las generales de Rodríguez Zapatero. Lo hizo gracias a la contratación urgente de sus servicios por Acuamed, empresa pública nacional gestionada por el Ministerio de Medioambiente, liderado en aquellos días (2007) por Cristina Narbona, actual presidenta del PSOE de Pedro Sánchez.

Crespo Gomar es, además, la compañía sobre la que se centran las investigaciones sobre la financiación ilegal del Partido Socialista en la Comunidad Valenciana. Una empresa que, como ya ha publicado este diario, mantuvo fuertes implicaciones y contratos con Acuamed, empresa donde las sospechas apuntan a financiación de campañas del PSOE nacional. Y el contrato de Crespo Gomar ha levantado las sospechas por su enorme celeridad y coincidencia temporal.

Los trabajos del concurso de la Desoladora de Denia finalizaron el 9 de Enero de 2008. Todo un sprint que, casualmente, tiene una explicación en el BOE: cinco días después, el 14 de Enero de 2008, se publicó la disolución del Congreso y la convocatoria de elecciones generales para el 9 de Marzo de 2008.

Es decir, que el dinero debía estar en manos de Crespo Gomar justo antes de las elecciones generales de 2008 en las que se presentó Rodríguez Zapatero para renovar su  Presidencia del Gobierno de España.Y hay que recordar que, precisamente, lo que busca la investigación judicial del caso es la relación de Crespo Gomar con la financiación ilegal del Partido Socialista.

Últimas noticias