El Gobierno impedirá que se celebre el pleno de investidura si Puigdemont no acude al Parlament

Carles Puigdemont
Carles Puigdemont interviene desde Bruselas en un acto de campaña de JuntsxCat. (Foto: AFP)

El Gobierno paralizará una eventual convocatoria del pleno para la investidura en cuanto tenga sospechas fundadas de que Carles Puigdemont piensa incurrir en ilegalidad, al no acudir al Parlament.

El Ejecutivo está decidido a impedir cualquier investidura del candidato de Junts per Catalunya que no implique su presencia en el hemiciclo del Parlament, algo a día de hoy, prácticamente imposible. Por ello, una vez constituida la mesa del Parlament, su acción será determinante para que Moncloa active el mecanismo para recurrir al Tribunal Constitucional todo tipo de investidura que no se ajuste a la legalidad y al reglamento del Parlament, que impide una investidura telemática o por otras vías que no sean presenciales.

Ello implica, por lo tanto, que cualquier convocatoria del pleno de investidura que no prevea la comparecencia de Puigdemont en persona, sea en la tribuna de oradores o desde su escaño, será objeto de recurso por parte del Ejecutivo al TC, que de forma automática suspendería ese pleno, como ya paso anteriormente en la cámara catalana. Además, como ya avanzó OKDIARIO, el Gobierno recurrirá una eventual reforma del Reglamento de la Cámara que permita a Puigdemont conseguir sus fines de ser investido desde Bruselas.

El Ejecutivo no aceptará ninguna “vacilación” en la investidura del nuevo presidente de Cataluña ni en la formación del nuevo ejecutivo autonómico. Así lo ha explicado el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes.

El mismo escenario se aplicaría con Oriol Junqueras. El Gobierno recurriría también la posibilidad de que fuese investido, en este caso, desde la prisión. No obstante, el  juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ya le denegó este viernes el permiso para participar en su actividad como electo y participar en las sesiones plenarias, lo que se entiende que también imposibilitaría una posible investidura del líder de ERC como presidente de la Generalitat.

JXCat no dará pistas

La candidatura de Carles Puigdemont, por su parte, no dará pistas a Moncloa sobre cómo va a hacer posible la investidura de Puigdemont como presidente de la Generalitat.

Según la coordinadora de la candidatura, Elsa Artadi, hasta el último día no decidirán cuál de las opciones que barajan acabarán utilizando para investir a su candidato. En todo caso, que Puigdemont pueda estar presente en el hemiciclo parece descartado por su entorno.

Moncloa no baraja otras elecciones

En Bruselas, Carles Puigdemont sueña ya con una repetición electoral, argumentando que eso beneficiaria al independentismo y facilitaría su restitución como presidente y alentaría sus problemas con los tribunales. En Moncloa, sin embargo, y precisamente por ello, no quieren hablar de repetición de los comicios. Esperan, en el Ejecutivo, que los distintos partidos representados en el Parlament lleguen a un acuerdo lo antes posible, para volver a la senda de la estabilidad y la normalidad.

Desde el Gobierno confían en que los partidos catalanes invistan a un “presidente sensato” y con el que poder dialogar dentro de la legalidad, para beneficio de los ciudadanos y para evitar un mayor daño a la economía catalana y a la imagen de la autonomía.

Comentar

Últimas noticias