España

El PSOE cede a las condiciones que le impuso Podemos para entenderse: no al CETA y al techo de gasto

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. (Foto: EFE)

El nuevo PSOE de Pedro Sánchez ya ha cedido en las dos condiciones que le impuso Podemos para comenzar a entenderse: votar en contra del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA) y no apoyar el límite máximo de gasto, conocido como techo de gasto, que propone el Gobierno para los Presupuestos de 2018.

PSOE y Podemos estarán juntos en contra de esta medida el próximo 11 de julio cuando llegue al Congreso para ser votada. Los socialistas adoptaron esta decisión en la Ejecutiva Federal que el partido celebró este lunes cumpliendo así los deseos del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

Los socialistas cambian de postura respecto a diciembre del pasado año, cuando votaron a favor del actual techo de gasto en el Congreso junto a PP y Ciudadanos. El responsable de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y el presidente del Consejo de Política Federal, Guillermo Fernández-Vara, explicaron que la ausencia de concesiones por parte del Gobierno ha sido una de las principales causas por la que los socialistas reiteran su ‘no es no’ a la propuesta.

Los socialistas buscan evitar el veto del PP

Sánchez encontró este lunes la excusa para cumplir con la segunda condición de Podemos: los socialistas no vieron ningún interés negociador por parte de los ‘populares’. En Ferraz recuerdan que, en diciembre de 2017, el Ejecutivo de Mariano Rajoy ofreció a la gestora socialista la subida de un 8 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y una flexibilización de los objetivos de déficit para las Comunidades Autónomas a cambio de que el PSOE aprobara el techo de gasto.

Los socialistas justifican el ‘no’ al techo de gasto en la negativa del Gobierno ha hacer alguna concesión, como sí hizo el año pasado con la Gestora

“Nuestro equipo se reunió con los secretarios de Estado y en ningún momento hubo alguna concesión a cambio de que apoyásemos el techo de gasto“, recalcó Vara. El líder del PSOE tiene vía libre en esta nueva etapa para hacer lo que mejor convenga a su partido fuera de las ataduras de los ‘barones’. Sus primeras medidas han escenificado un giro a la izquierda (“Somos la izquierda” fue el lema del congreso socialistas) y un acercamiento a las posiciones de Podemos con el objetivo de hacer visible una mayoría alternativa a Mariano Rajoy.

Fue el líder de Podemos quien había fijado el voto contra el CETA y un techo de gasto alternativo al del Gobierno como condiciones para valorar la credibilidad del nuevo PSOE de Sánchez. Ambos dirigentes se reunieron la semana pasada con el objetivo de comenzar a trabajar juntos, mediante la creación de equipos de trabajo, y sacar adelante medidas parlamentarias que superen el veto de la mayoría ‘popular’ en la Cámara, uno de los principales objetivos de Sánchez.

Podemos ve el giro del PSOE “positivo”

Los socialistas son conscientes de que necesitan a Podemos e Iglesias se deja querer para intentar convencer a Sánchez de que la única manera “a corto plazo” plaza desterrar a Rajoy de La Moncloa sería apoyando una moción de censura. Una línea roja que el líder del PSOE no ha querido traspasar en su primera cita con el secretario general de Podemos.

No contento con la dos condiciones cumplidas, Podemos planteó a Sánchez este lunes un nuevo órdago para comprobar hasta qué punto confluyen las dos formaciones. La coportavoz de la formación morada, Noelia Vera, exigió a los socialistas que convenzan al diputado 176, Pedro Quevedo, socio canario del PSOE, para que se oponga a las cifras de techo de gasto y déficit que propone el Gobierno. De esta manera, a Rajoy no le saldrían las cuentas y tendría serias dificultades para sacar adelante los objetivos que impone Bruselas.

La formación morada se pone a disposición de Sánchez y “a lo que haga falta” para convencer a su “socio canario”, celebran el giro de Sánchez como “muy positivo” y aseguran que “esto no ha hecho más que comenzar”.

Fuentes de Podemos desvelan que ya han pedido el apoyo del PSOE para sacar adelante su propuesta de negociación colectiva y avanzan que esta semana están trabajando en una serie de propuestas económicas, que presentarán en los próximos días. Giran en torno a dos puntos fundamentales: la flexibilización del objetivo de déficit y diseñar “por primera vez” un suelo de ingresos para cubrir un plan de políticas públicas.

Medidas muy parecidas a las de los socialistas, a falta de que sean expuestas con detalle. “Pedro y Pablo han seguido en contacto estos días desde que se reunieron. Es algo normal”, inciden desde la madrileña sede de Ferraz para aclarar que los contactos entre ambas formaciones “son buenos”.

Últimas noticias