España

La Audiencia Provincial de Lérida rechaza el recurso del padre de Nadia y lo mantiene en prisión

Nadia y su padre, Fernando Blanco. (Foto: Facebook)

Fernando Blanco tendrá que seguir en prisión al no ver la Audiencia Provincial de Lleida motivos para su puesta en libertad. La Audiencia avala así la decisión del juez que instruye el caso de mantener al padre de Nadia en la cárcel ante el riesgo de fuga.

También coincide con el magistrado de la Seu D’urgell en que existen suficientes indicios para sustentar que los investigados convirtieron la beneficencia en su medio de vida sirviéndose de la menor.

La Audiencia asegura que del auto impugnado “no puede decirse que carece de motivación o es parco en sus razonamientos”. En este sentido señala que “la prisión provisional adoptada se ajusta a las exigencias legales y a los fines que con ella se pretende”.

Del mismo modo confirma la existencia de “indicios suficientes de criminalidad” y responsabiliza a los progenitores de la pequeña de “crear un entorno dirigido a recaudar y conseguir fondos y recursos económicos que supuestamente eran necesarios para sufragar el tratamiento médico de una enfermedad muy poco común, denominada tricotiodistrofia, que le había sido diagnosticada a su hija menor de edad”.

“Aquellos fondos – continúa la Audiencia- no se destinaron al fin para el que se habían obtenido sino que, por el contrario, aparentemente se utilizaron para el propio y exclusivo beneficio de los investigados, defraudando presuntamente con ello la confianza de centenares de personas o de instituciones que desinteresadamente habían efectuado aquellas entregas y donaciones con el único propósito de colaborar con el tratamiento médico de su hija”.

La Audiencia considera que concurren todos los supuestos para justificar la prisión provisional, “especialmente el riesgo de fuga, pero también la destrucción de pruebas y la reiteración delictiva”.

El auto está fechado el pasado lunes 9, por eso no entra a valorar los nuevos delitos de exhibicionismo, ya que la causa no contaba aún con el informe que los Mossos d’Esquadra remitieron el martes al juzgado tras hallar fotografías de contenido sexual tal como informó este diario.

Francisco Blanco, el padre de Nadia, lleva algo más de un mes en prisión, después de que los Mossos D’Esquadra le detuvieran en la Seu D´Urgell después de casi un día de búsqueda. Apenas dos días después de su detención y tras declarar ante el juez, el titular del juzgado decretó prisión sin fianza para Blanco al apreciar riesgo de fuga, ya que según fuentes de la investigación habría estado planeando su huida de España.

De hecho, los agentes llegaron a perderle la pista en Francia antes de arrestarle finalmente. En el momento de su detención, Blanco llevaba un arma de fogueo y varios cartuchos de munición real.

La investigación posterior ha revelado que los padres de la niña, que padece una enfermedad rara, habrían recaudado casi un millón de euros para costear tratamientos para su hija que finalmente nunca tuvieron lugar. Las autoridades cifran en 600.000 euros lo gastado por los progenitores en coches de alta gama y relojes de lujo por valor de 50.000 euros, que se encontraron durante el registro de la vivienda familiar. La cantidad restante, unos 300.000 euros, fue la primera excusa que esgrimió Blanco al ser cuestionado sobre el destino de las donaciones, aunque las pesquisas han permitido averiguar que la cantidad total recaudada era mucho mayor.

El juez asimismo ha retirado la patria potestad de la niña tanto al padre como a la madre, hasta ahora en libertad con cargos, y la pequeña se encuentra bajo la tutela de una familiar que vive en Mallorca.

Últimas noticias