Sector bancario

¿En qué cambiará firmar con el banco el próximo año? Así afecta la nueva ley hipotecaria

hipotecas
Hipotecas. (Foto:iStock)

Ya sabemos como afectará a las nuevas hipotecas a partir de entrar en vigor en 2019

Tras haberse debatido durante meses, la dación en pago seguirá quedando fuera

Todavía tiene que pasar el filtro del Senado -donde el PP introducirá sus enmiendas aprovechando su mayoría- y una aprobación definitiva en el Congreso, pero la nueva ley hipotecaria (formalmente, ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario) ha visto la luz por fin y ya sabemos cómo afectará a las nuevas hipotecas a partir de que entre en vigor durante 2019.

Estos son algunos de los puntos más importantes de la ley hipotecaria.

– Cambio en los intereses de amortización. Hay entidades que no cobran ningún interés por amortizar capital, como por ejemplo ING Direct. Sin embargo, la nueva ley establece una mejora en las condiciones estipuladas por amortización, que pasarán del 0,5% del capital amortizado hasta el quinto año y el 0,25% desde el sexto, hasta el 0,25% los tres primeros años y el 0,15%  a partir de ahí.

Esta norma sólo afectará a los que amorticen capital a partir de la entrada en vigor de la ley, y no podrá solicitarse con carácter retroactivo.

– Subrogación y novación. La subrogación es una sucesión en la obligación hipotecaria de un titular a otra. La novación supone cambiar un contrato hipotecario por otro (por ejemplo, una hipoteca de una entidad bancaria a otra). Ambas se podrán hacer sin coste.

– Dación en pago. Tras haberse debatido durante meses y pese a ser una exigencia del grupo parlamentario de Unidos Podemos, no se ha acabado introduciendo como medida obligatoria y seguirá quedando en manos de la negociación entre cliente y banco, como hasta ahora.

– La banca se hace responsable de más gastos. Es el caso del reparto de gastos a la hora de formalizar una hipoteca, ya que tras la polémica decisión del Tribunal Supremo de primero condenar a la banca a asumir el impuesto de actos jurídicos documentados, y después corregir su decisión, los grupos decidieron precisar qué gasto correspondía a cada parte. Así, es el prestamista el que debe asumir todos los costes asociados, a excepción de la tasación, cuyos gastos corren a cargo del prestatario.

– Aumentan los impagos necesarios para ejecutar. Se elevan los meses de impago que se requieren para ejecutar un contrato de hipoteca (paso previo a un posible desahucio), fijándolo en 12 meses (o en 3% del capital concedido) si el impago se produce en la primera mitad del préstamo y en 15 meses (o el 7% del capital concedido) a partir de entonces.

Expertos opinan que seguirá habiendo hipotecas

Los expertos de iAhorro consideran que “si bien hay bancos que todavía no tienen definida su estrategia, hay otros que están aprovechando para lanzar ofertas en sus hipotecas muy competitivas”. Incluso puede haber mejoras, consideran, porque “el ciclo hipotecario es bueno y la ley hipotecaria no parará a corto-medio plazo el lanzamiento de ofertas competitivas en este sector”.

Últimas noticias