Banca privada

Preocupación en el Banco de España por la viabilidad de la fusión Singular-UBS ante la fuga de banqueros

Javier Marín
Javier Marín, consejero delegado de Singular Bank.

El Banco de España está preocupado ante la posible ruptura de compra de la banca privada de UBS por Singular Bank, la entidad del exconsejero delegado del Banco SantanderJavier Marín, y Warbug Pincus. Fuentes cercanas al supervisor explican que la fuga de profesionales del banco suizo pone en peligro la viabilidad de la operación. Ahora bien, una posible ruptura podría tener graves consecuencias y probablemente acabaría en los tribunales.

Como ha venido informando OKDIARIO, se están produciendo importantes salidas de banqueros y directivos de UBS antes de que se complete la adquisición porque otros grande bancos privados están ofreciendo condiciones nunca vistas en España para ficharlos. Además, están contratando jefes de equipo que arrastran a seis o siete banqueros de golpe. Los banqueros que se van a otras entidades se llevan a sus clientes (y a su patrimonio) con ellos. En este caso, buscan una marca más potente que Singular; algo que cuestiona «sus sueldos, si no son capaces de retener los clientes sin una marca potente detrás», según algunas de las fuentes.

Si esta fuga continúa -y los competidores de Singular están haciendo todo lo posible para que continúe-, «puede llegar un momento en que los números de la operación no salgan, que es lo que preocupa al Banco de España», según otras fuentes. Por eso, UBS está fichando a «banqueros vacíos» (que no traen carteras con ellos) para tratar de retener el patrimonio de los clientes de los profesionales que están abandonando la entidad.

Desde Singular, niegan que exista riesgo de ruptura: «En ningún caso Singular Bank está contemplando no continuar con la integración del negocio de banca privada y gestión de patrimonios de UBS en España. La operación sigue adelante según lo previsto. Los movimientos por parte de banqueros son habituales en este tipo de procesos y no suponen un riesgo para la operación, que se cerrará en el tercer trimestre del año”. Y añaden que los contratos entre las dos partes no contemplan la posibilidad de desistir de ella en ningún supuesto

Pese a estas declaraciones, la preocupación existe en el Banco de España, que debe aprobar la compra como supervisor de las entidades no significativas. De momento, no ha recibido toda la información solicitada a Singular, por lo que no aún puede dar su visto bueno.

La fusión puede comprometer la viabilidad de Singular

El supervisor teme que, con estas salidas de patrimonio, Singular pueda ver comprometida su viabilidad. Por ejemplo, si el resultado de lo que queda es dilutivo en capital, o si su ratio de eficiencia (costes/ingresos) es negativo, o si la concentración incrementa sus riesgos. En cualquiera de estos escenarios, el Banco de España podría no dar su visto bueno a la operación.

Dado que no existen cláusulas que amparen un desistimiento, una eventual  negativa del Banco de España probablemente acabaría en los tribunales para delimitar las responsabilidades, aunque el perfeccionamiento de estos contratos siempre está sujeto a la aprobación de las autoridades competentes.

En caso de que esto llegue a ocurrir, las fuentes coinciden en que se abriría una batalla sobre la indemnización que debería cobrar UBS por el desistimiento. Una judicialización que también va a ocurrir en la ruptura del contrato entre Unicaja Banco y Haya Real Estate, como ha informado OKDIARIO.

Lo último en Economía

Últimas noticias