Davos

La comitiva española que va con Sánchez a Davos: desde Botín a Calviño

La comitiva española que va con Sánchez a Davos: desde Botín a Calviño
Pedro Sánchez tendrá que elevar la inversión en Andalucía y Valencia

Este martes da comienzo la 49ª edición del Foro Económico Mundial de Davos, que se celebra en Suiza, con la representación española de los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, grandes empresas del Ibex 35, como Iberdrola, Repsol, Ferrovial, Acciona y Amadeus y, fuera de los parqués, compañías como el Grupo Disa, Iberostar o el Grupo Villar Mir.

Además del plano empresarial, también habrá representantes políticos, entre los que destaca la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Pero también estarán presentes la directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional, Arancha González Laya, y el explorador residente de National Geographic, Enric Sala. 

El momento del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, llegará el miércoles y el jueves. El objetivo, además de defender la fortaleza de la economía española y hablar sobre el papel de España y la UE en la globalización, pasa por reunirse con altos responsables de media docena de compañías.

En concreto, se reunirá con el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella; el presidente y consejero delegado de Arcelor Mittal, Lakshmi Mittal; la consejera delegada de Booking.com Gillian Tans; la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg; el consejero delegado de Amazon Web Services, Andy Jassy y la presidenta y consejera delegada de IBM, Ginni Rometty.

Así lo han adelantado este lunes fuentes del Palacio de la Moncloa, que aseguran que Sánchez, que viaja a Davos por invitación del presidente y fundador del Foro, Klaus Schwab, ha recibido más de 60 peticiones de entrevistas bilaterales en estos días.

Finalmente, alegan, el jefe del Ejecutivo ha optado por reunirse con representantes de grandes empresas, en su mayoría tecnológicas y que tienen interés en expandirse en España -dicen que en algún caso hay inversiones importantes en juego- y en conocer los planes del Gobierno.

La digitalización

Un año más, la digitalización protagonizará gran parte de las conversaciones entre empresas y representantes políticos. Sánchez insiste en que quiere que España sea un país líder en la transición hacia una economía basada en la digitalización. De este modo, se hablará sobre el nuevo impuesto a los servicios digitales aprobado por el Gobierno, que está pendiente de aprobación parlamentaria.

Así, prevén que la formación de capital humano, las infraestructuras tecnológicas, la propiedad intelectual o la protección de datos sean temas clave en los encuentros.

Así, el viaje a Davos tiene varios objetivos: participar en un foro que Moncloa considera “indispensable” para gestionar la globalización para buscar “liderazgos cooperativos” y, a la vez, trasladar la fortaleza y la solidez de la economía española en una “caja de máxima resonancia”. Todo ello, añaden, en interés de los españoles, porque considera que para que a los españoles les vaya bien dentro del país hay que hacer las cosas bien fuera de él.

El jefe del Ejecutivo intervendrá en el plenario de Davos el miércoles a las 18.00 horas, y se centrará en defender que la economía tiene que estar al servicio de las personas, y no de sí misma. Así, habrá alusiones a la crisis económica, al auge del populismo y del nacionalismo económico, al aumento de la desigualdad y al crecimiento económico que, a su juicio, es más débil de lo que debería ser si se enfocase en las personas.

En Moncloa aseguran que hay mucho interés por conocer la visión de futuro de un líder europeísta y socialdemócrata de un país grande de la UE. Sánchez participará también en un almuerzo de líderes a puerta cerrada sobre “el mundo en la era de la globalización 4.0” y, aunque aún está en preparación, posiblemente en algún encuentro sobre el futuro de la UE.

Primer presidente español en nueve años

Esta será la primera vez que un presidente del Gobierno español viaja a Davos desde 2010 -el año pasado lo hizo el Rey-. El último en hacerlo fue José Luis Rodríguez Zapatero, en un momento en que la economía española estaba en recesión y acercándose a la peor fase de la crisis, y tuvo que defenderla de multitud de críticas en un foro en que, además, estuvo junto al primer ministro griego, George Papandreu, cuyo país estaba ya en plena crisis.

Ahora, en el Gobierno son conscientes de que el mundo vive un momento político y económico delicado pero insisten en que Sánchez, que podrá poner en valor la solidez de la economía, quiere ser parte de las soluciones.

El discurso de Sánchez ante el plenario será en el formato “intervención especial”, que es el reservado a Bolsonaro este martes y, el miércoles, a los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe; Alemania, Angela Merkel; e Italia, Giuseppe Conte; así como al vicepresidente chino, Wang Qishan y al secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Entre los 3.000 asistentes al foro estarán también los presidentes de Colombia, Ecuador, Costa Rica, Paraguay, Uganda y Sudáfrica; la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet; el secretario de Estado norteamericano, Michael Pompeo y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

Últimas noticias