Caso Bankia

La Audiencia archiva la causa de las preferentes de Caja Madrid al no detectar engaño en su comercialización

La Audiencia archiva la causa de las preferentes de Caja Madrid al no detectar engaño en su comercialización
Sucursal de Caja Madrid.
Comentar

Tras una larga instrucción judicial de cinco años, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha decidido archivar la pieza separada del ‘caso Bankia’ en la que investigaba a la antigua cúpula de Caja Madrid por la venta masiva de participaciones preferentes en los años previos al inicio de la crisis financiera internacional.

En un auto conocido hoy, Andreu afirma que no se ha podido acreditar que las preferentes se emitieran para “engañar a los inversores de forma global”. El juez reconoce así que cuando estos títulos de deuda se emitieron en 2009, era casi impensable aventurar el amargo destino que esperaba a la entidad.

En esa línea, el juez rechaza, también, que a tenor de las pruebas, los comerciales de la antigua caja de ahorros “recibieran instrucciones para comercializar el producto entre los inversores más inadecuados”.

La crisis de Bankia dejó atrapados a miles de preferentistas en 2012, cuando la caja ya convertida en banco tuvo que solicitar un rescate financiero al Estado. La ruina que supuso para muchos pequeños ahorradores desató grandes movilizaciones y una larga batalla judicial que se ha desarrollado tanto en el ámbito penal, como en el civil.

Muchos de esos inversores particulares lograron recuperar buena parte de su inversión, después de que el Gobierno abriera un arbitraje para reembolsar a los clientes más vulnerables el capital invertido en estos títulos de deuda perpetua que ofrecían elevadas rentabilidades.

Entre tanto, el titular del juzgado de Instrucción número 4 ha estado investigando si aquella emisión de deuda se decidió para “paliar, retrasar u ocultar de alguna manera” el deterioro patrimonial que estaba sufriendo la entidad. Esto es, si su cúpula recurrió a la “emisión de deuda subordinada y/o participaciones preferentes como una manera de captar activos y disfrazar” una situación de insolvencia.

Tras el fallecimiento del ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, en 2017, entre los acusados figuraban otros miembros de la alta dirección, como José Manuel Fernández Norniella, Gerardo Díaz Ferrán o Rodolfo Benito.

 

Últimas noticias