Hawkers publica su primer vídeo

El canal de Youtube que vendió ‘Cara anchoa’ a Hawkers baja del medio millón de seguidores

Hawkers
Paco Pérez, Pablo Sánchez y David Moreno, fundadores de Hawkers (Foto: Hawkers).
Comentar

La marca de gafas Hawkers compró el canal de Youtube Mr. Gran Bomba a Sergio Soler, más conocido como ‘Cara Anchoa’, con más de 520.000 seguidores. La compra se realizó hace aproximadamente un mes, en este tiempo el canal ha perdido más de 24.000 seguidores, situándose en los 495.843 seguidores.

Después de un mes con la página sin contenido, la marca ha publicado hace 17 horas su primer vídeo y los seguidores están huyendo espantados. El vídeo titulado Londres dura 25 segundos y aparece Brat Pitt en una secuencia de la película El club de la lucha. Una película de 1999, en la que Tyler Durden, el personaje que interpreta Brat Pitt, planea un proyecto que se basa prácticamente en crear un caos económico.

 

Expertos en marketing explican en las redes sociales que esta decisión ha podido deberse al objetivo de alcanzar una apertura de fronteras, con el fin de expandir su capital y es que en este último año la empresa recibió una financiación de 50 millones de euros.

Fuentes cercanas a la compañía explican en declaraciones a OKDIARIO que nada es casualidad en Hawkers y “todo pasa por algo”. Aún se desconoce cuánto ha pagado la marca de gafas por el canal de Mr. Gran Bomba y con qué fines lo usará. Hawkers cuenta con su propio canal de youtube pero no supera los 1.500 seguidores.

Juan Merodio, experto en redes sociales explica que esto puede tratarse de una estrategia a largo plazo, “creo que están dejando pasar el temporal, que se asiente y al final 24.000 sobre 520.000 no es ni un 5%, todo dependerá del precio por el que lo compraron que lo desconocemos”.

La comunicación de la empresa está basada en “hacer ruido”, incide Patricia San Miguel, profesora de Marketing de Isem. “la viralidad es un arma de doble filo: por un lado, te permite ser conocido por una audiencia en muy poco tiempo, pero por otro lado, todo mensaje se sobredimensiona”, puntualiza la experta.

Últimas noticias