Final Champions League: Real Madrid - Liverpool

Con entrada para Kiev… pero sin vuelo

Con entrada para Kiev… pero sin vuelo
Comentar

Aficionados del Real Madrid con entrada para la final de la Champions que enfrentará a los blancos ante el Liverpool se podrían quedar sin viajar ante la imposibilidad de conseguir un vuelo.

Los obstáculos no dejan de aparecen en el camino de los seguidores del Real Madrid hacia Kiev. Si llegar a la capital ucraniana ya era un auténtico reto, ahora los aficionados blancos se han encontrado con el problema de tener una entrada y no poder conseguir un viaje que les lleve a la final de la Champions.

Por primera vez en las últimas seis finales de la máxima competición europea que ha disputado el Real Madrid conseguir una entrada no es el mayor problema. El número de solicitudes enviadas por los socios del club ha sido mucho menor que el de otras citas, aunque finalmente hubo sorteo. Además, las dificultades para viajar y las elevadas medidas que la entidad está poniendo para luchar contra la reventa han provocado que un gran número de hinchas agraciados con entrada no lo hayan recogido en las taquillas del estadio Santiago Bernabéu, lo que ha obligado al club a llamar a más aficionados. El problema recae en la logística para poder estar en el Olímpico de Kiev el próximo sábado 26 de mayo. 

Hay seguidores madridistas que una vez retirada la entrada se lanzaron a buscar un viaje con dos posibilidades: un vuelo charter organizado por diferentes peñas o un vuelo regular. Las dos opciones en estos momentos se antojan casi imposibles. Por un lado, los vuelos organizados por las peñas ya están agotados en su mayoría. Por ejemplo, la Peña Madridista Capote y Montera, que organizó su viaje con la agencia Coge la Maleta, se quedó sin plazas hace varios días. Y algo parecido le está pasando al resto.

Sin vuelo charter que te lleve en el día a Kiev, llega el momento de buscar viajes regulares. Es cierto que Iberia, Air Europa o Vueling han reforzado sus servicios para ese fin de semana, pero ninguno llega en el día y vuelve justo después del encuentro, lo que obliga a sus aficionados a dormir en la ciudad, algo que en estos momentos es imposible ya que la capital de Ucrania tiene su capacidad hotelera llena y los pocos apartamentos libres rozan precios prohibitivos.

Por ejemplo, Vueling ha lanzado un comunicado donde explica que ha puesto a la venta nueve vuelos extra que suponen más de 1.500 plazas y que volarán entre los días 25 y 27 de mayo, una iniciativa que no sirve a todos aquellos aficionados sin lugar para pasar dos noches. La odisea para estar en Kiev se sigue alargando.

Últimas noticias