Francia - Holanda: Liga de las Naciones

Mbappé y Giroud exprimen a Holanda (2-1)

liga de naciones
Kylian Mbappé celebra su gol en el Francia - Holanda. (AFP)

Kylian Mbappé abrió la lata en el Francia - Holanda, pero Babel empató en la segunda mitad

Giroud permitió que Francia se llevase la victoria en este partido de la Liga de las Naciones con una soberbia volea

La selección de Francia se impuso por 2-1 a Holanda en un partido vibrante donde los franceses fueron superiores aunque la Oranje tuvo unos minutos en los que parecían imparables. Mbappé adelantó a los de Deschamps, Babel puso las tablas y Giroud, con una magnífica volea decidió el choque.

Retumbaba La Marsellesa en Saint-Denis al recibir a los campeones del mundo, pero que, sin embargo, en la primera jornada de esta Liga de las Naciones no pudo vencer a Alemania en un partido en el que Areola fue un héroe nacional. Pudo serlo también Kylian Mbappé frente a Holanda, cuando casi ni un servidor se había sentado a escribir estas letras.

50 segundos marcaba el luminoso cuando el del PSG, un híbrido de Henry y Ronaldo, había dejado sentado a dos rivales pero se topó con los puños de Cillessen. Respondió rápidamente Promes, pero el cuero se perdió por línea de fondo. Atrás queda esa lista de conspicuos futbolistas de la Oranje como Robben, Sneijder, Van Persie o Van Nistelrooy. Una nueva camada de holandeses quiere llevar de nuevo a su país al panorama mundial después de haberse perdido la última Copa del Mundo.

A los quince minutos llegaría el primero. Un mal despeje de Promes llegó a los pies de Matuidi que puso un balón al área chica, donde los espigados y larguiruchos Van Dijk y Giroud pudieron llegar al balón, permitiendo a Mbappé empujar a placer el esférico en el segundo palo y adelantar al combinado que dirige Didier Deschamps.

Este momento dio inicio al vendaval francés. Les Bleus se hicieron con todo el control. Mbappé, Griezmann, Umtiti y compañía intentaron hacer el segundo tanto que les diese mayor tranquilidad. Más aún después de ver como pudo haber un penalti de Pavard sobre Wijnaldum que el colegiado interpretó que no sucedió nada. Impartía justicia el español Undiano Mallenco, pero sobre lo que pasaba en el campo, una pena que no estuviera presente el día que Babel fue a la peluquería para teñirse el pelo de rojo chillón para castigar dicha acción.

La Oranje no es the new black

En el segundo acto la tónica continuó siendo la misma: mucho control de Francia pero sin materializar las que tenían. Por su parte, esta nueva Holanda que lidera Memphis Depay no lograba encontrarse. Seguía recordando a las últimas versiones de la Oranje, no pudiendo hacer honor al nombre de la famosa serie de prisiones Orange is the new black, en la que el título asegura que el color naranja está más de moda que el negro. Totalmente falso. No parece que se vaya a poner de moda el combinado de Koeman, que hace unos días tuvo que sufrir para remontar y ganar a Perú en un amistoso.

Mbappé continuaba siendo el más destacado de los suyos. Probó fortuna de lejos, sin éxito, mismo resultado que cuando el que lo intentaba era Antoine Griezmann. Areola vivió un partido totalmente diferente al que le tocó frente a Alemania. Si en el Allianz fue el gran salvador, en el Stade de France no pudo mantener su portería a cero.

Se va Lucas, y control para Holanda

El gol francés no llegaba y Wijnaldun metió el miedo a los galos. El holandés aprovechó un error de la zaga francesa para plantarse solo ante Areola. Mandó el cuero fuera. Primer aviso. Segundos después, el guardameta del PSG tenía que recoger el balón del fondo de la red después de que Babel -el del pelo chillón- rematase a la perfección un centro desde la banda izquierda bleu.

Y es que ese carril se convirtió en un coladero desde el instante en que Deschamps decidía meter a Mendy por Lucas Hernández. Se fue el del Atlético y Holanda se vino arriba. Tanto, que dos minutos después del gol, Memphis Depay no hizo el segundo de milagro. Su misil se estrelló en el lateral de la red. Areola comenzaba a entrar en acción. Podía haberse ido a casa sin ducharse, pero el cambio de Lucas lo cambió todo.

Giroud, el delantero ‘sin’ gol

Cambió tanto la vida del partido, que hasta Giroud metió gol. El ariete que no mojó en el Mundial, pero que es vital para abrir espacios a sus compañeros, empaló una volea imparable a falta de 15 minutos para el pitido final. Se reivindicaba en la celebración el delantero francés, que ha sido criticado duramente en los últimos meses debido a su falta de acierto de cara a gol.

En los últimos minutos, N’Zonzi entró por un Griezmann que sigue buscando su mejor versión. Justo después, Undiano Mallenco le perdonó la expulsión a Pavard por una agresión a Babel. El lateral diestro debió ver la cartulina del mismo color del pelo del holandés, pero recibió amarilla. No le perdió la cara Holanda al partido, que lo intentó hasta el pitido final sin suerte. Victoria para Francia por 2-1 y ya suma 4 puntos en esta Liga de las Naciones que le sirven para liderar su grupo.

Últimas noticias