CELTA - BARCELONA: LIGA SANTANDER

El Barça sale vivo de Balaídos (2-2)

El Barça sale vivo de Balaídos (2-2)
El Celta y el Barcelona empataron en Balaídos.
Comentar

Las revoluciones nunca fueron buenas y pueden llevar a desgracias, y si no que se lo digan a Valverde. Tan sólo Coutinho -y Ter Stegen- repetían del once de Valencia y el empate es lo menos malo que se pudo llevar de Balaídos ante un Celta peleón que mereció la victoria. Sergi Roberto fue expulsado y Messi no pudo hacer otra proeza.

El arranque del partido no llevó el descafeinado de las alineaciones con serios avisos de Denis Suárez y Dembélé por el lado culé y de Maxi Gómez aún más clara. Las defensas brillaban por su ausencia con hasta cinco acercamientos en menos de quince minutos.

Al descontrol inicial le llevó un sopor que tan sólo despertó Paulinho con dos de sus especialidades como las incorporaciones y el juego aéreo, con un cabezazo que acabó en el palo justo antes de un contraataque celeste que Brais Méndez falló inexplicablemente. Poco después el propio delantero uruguayo se durmió y Yerry Mina evitó el primero para volver al ritmo frenético inicial.

El canterano celeste tuvo dos más, una especialmente que obligó a Ter Stegen tirar de reflejos. El fútbol es así y cuando perdonas lo pagas, y el ejecutor fue Dembélé con un buen gol desde la frontal que adelantaba al Barcelona ante un Celta fallón.

En la siguiente jugada todo pudo ir a peor para los locales aunque Paulinho vio como Jonny le quitaba un balón de los pies tras una buena jugada de su compatriota Coutinho. Precisamente el polivalente lateral izquierdo iba a protagonizar el tanto del empate al robar primero un mal pase de André Gomes en la salida y luego rematara a placer un pase de Maxi Gómez.

En la segunda mitad, el Barcelona salió a por la victoria y Denis Suárez se creó la primera que salvó Sergio Álvarez, todo lo contrario que lo que falló Jozabed poco después. Fue entonces cuando se calentó el partido con una amarilla a Iago Aspas por encararse con Yerry Mina.

Messi no pudo

Valverde movía el banquillo introduciendo a Messi y Sergi Roberto por Coutinho y André Gomes -visiblemente afectado por su error. Nada más entrar y aunque no participaron en la jugada, entre Semedo, Dembélé, Paulinho y Alcácer fabricaron el segundo azulgrana.

Iago Aspas no pudo acertar a continuación mientras que Unzúe se desesperaba en el banquillo. Sin embargo todo iba a cambiar con la expulsión del recién incorporado Sergi Roberto, que agarró siendo el último hombre al capitán celeste lo que significó la roja por parte de Fernández Borbalán.

Radoja por Jozabed y Emre Mor por Pione Sisto y en el lado azulgrana Aleix Vidal en lugar de Dembélé denotaban las intenciones de cada uno, con el marcador favorable a los visitantes. Sin embargo aquí el fútbol también es justo con un gol con la mano del hijo pródigo de Balaídos.

Últimas noticias