Champions League: Atlético - Lokomotiv

El Atlético se mete en un lío

El Atlético de Madrid no pudo pasar del empate a cero ante el Lokomotiv de Moscú, en un partido en el que tuvo ocasiones de todos los colores pero la falta de gol condenó a los de Simeone. Este empate les obliga a ganar al Bayern la próxima jornada

Atlético Lokomotiv
cronica-atletico-lokomotiv-Champions-League-interior

El Atlético de Madrid se ha complicado la vida en Champions tras empatar a cero en casa contra el Lokomotiv de Moscú. La falta de gol y el acierto de Guilherme condenó al equipo rojiblanco, en un partido en el que dominaron de principio a fin pero que no estuvieron acertados en los metros finales para perforar la meta rival. Siguen dependiendo de sí mismos para estar en octavos, pero si no quieren complicarse más aún deberán ganar al Bayern la próxima jornada.

Sólo valía ganar. Un empate o una derrota complicaba mucho la presencia de los rojiblancos en octavos de final de la competición. Además, el equipo llegaba con bajas importantes en el centro del campo y la delantera, a Simeone no le quedó más remedio que apostar por Saúl y Koke en el medio ante las ausencias de Herrera y Torreira. En ataque apostó por Joao Félix y Correa tras la baja de última hora de Diego Costa, que provocó que se cayera de la convocatoria.

El once era un once de gala, con Lodi en la izquierda como principal novedad respecto al Barcelona. Con este equipo, el Atleti salió en busca de los tres puntos frente a un Lokomotiv al que no pudo superar en Rusia, pero sí en su enfrentamiento de la pasada temporada en el Wanda Metropolitano. Los pupilos de Diego Simeone salieron mentalizados en ir a por la victoria, en un día triste por el fallecimiento de Diego Armando Maradona.

El Atlético salió como un vendaval, a los tres minutos ya tuvieron la primera ocasión clara de gol, por medio de Joao Félix. El luso no acertó a rematar el que podía haber sido el primer tanto del encuentro, sin embargo eso solo fue el primer aviso. No dejaban respirar al Lokomotiv, presionando fuerte en la salida de balón y tras pérdida, haciendo que el equipo ruso estuviera incómodo y no lograra superar esa presión.

Las oportunidades no paraban de llegar, apretaba el Atlético y el Lokomotiv resistía como podía. Solo faltaba el gol, estaban perdonando demasiado. El partido tenía un claro color rojiblanco, los rusos apenas conseguían pasar del medio campo. Carrasco era la principal arma de los rojiblancos, el que más peligro llevaba y el que más lo intentaba, pero no había manera de superar a Guilherme.

Los minutos pasaban y el gol no llegaba, tenían el dominio pero no encontraba la solución para abrir la lata, y el Lokomotiv esperaba su oportunidad al contragolpe. En los últimos minutos de la primera mitad se acercaron con peligro a la meta de Jan Oblak, pero sin llegar a poner en apuros al meta esloveno en ningún momento. La zaga rojiblanca estuvo atenta para salvar las situaciones de peligro.

Tras el descanso, el Atlético salió igual, a tener el balón y buscar ahogar al Lokomotiv en su área. Los rusos se cerraban muy bien y apenas dejaban espacio para que pudieran penetrar con facilidad. La falta de puntería y el acierto de Guilherme estaban condenando a los de Simeone, que dio entrada a Hermoso y Lemar por Lodi y Llorente para intentar encontrar ese gol que tanta falta les hacía si no querían complicarse la vida en Europa.

El Atlético se atasca en ataque

Saúl lo intentó con un disparo muy lejano, que a punto estuvo de sorprender al meta. Ni aún así. El Atleti estaba atascado en ataque y cuando parecía que la cosa se ponía de cara, el VAR anuló el gol de Koke por fuera de juego. El capitán estaba algo adelantado en el momento del golpeo de Carrasco, y tras la revisión el VAR anuló el tanto del rojiblanco. Tocaba seguir insistiendo para encontrar ese gol.

En casa les está costando sacar los partidos. Frente al Salzburgo ya tuvieron que remontar un 2-1 en contra para sacar los tres puntos. Mientras en Liga van viento en popa, en Champions el equipo no termina de arrancar. Con el paso de los minutos el partido se estaba poniendo muy peligroso, el Atlético no conseguía marcar y el Lokomotiv asustaba al contragolpe. Pese a ello los rojiblancos no bajaron los brazos, lo intentaron hasta que el árbitro señaló el final.

Por ocasiones no sería, hasta Savic probó fortuna con una vaselina desde fuera del área ante la mala salida del portero, pero no era el día, el balón no quería entrar. Giménez tuvo la más clara en los últimos compases del partido, con un cabezazo que se marchó rozando el palo. Parecía gol, pero se fue por muy poco. El 0-0 no valía, había que ganar como fuera o de lo contrario se metían en un lío porque la próxima semana reciben al Bayern en el Metropolitano.

Al no ganar se han complicado y se la jugarán en el próximo partido frente al conjunto bávaro. Incluso estuvieron a punto de perder en el único fallo que cometieron en todo el partido, tras una mala salida de Oblak al lateral del área, pero por suerte llegó Koke por la espalda para arrebatarle el balón al delantero del Lokomotiv y evitar la tragedia.

Lo último en Deportes

Últimas noticias