Ciencia

Qué es la alogamia

Conoce el ciclo reproductor de las plantas

alogamia
Aprende qué es la alogamia

La alogamia describe a la reproducción sexual de las plantas mediante fecundación y polinización cruzada entre individuos genéticamente diferentes.

Este término en biología es sinónimo de polinización cruzada, pero esta además se produce entre flores distintas de una misma planta y entre flores de distintas plantas, pero que son genéticamente iguales.

Conoce qué es la alogamia

La alogamia es el tipo de reproducción sexual de las plantas entre individuos genéticamente diferentes, lo cual promueve la producción de individuos genéticamente nuevos y permite la diversidad y variabilidad genética constante en las poblaciones.

En las plantas, la fecundación se llama polinización. Es alogamia la polinización cruzada o indirecta, que comprende no solamente la polinización entre individuos genéticamente diferentes, sino además la polinización entre las flores de un mismo individuo.

Existen dos tipos de alogamia: geitonogamia, entre individuos iguales genéticamente, y xenogamia, wntre individuos genéticamente distintos.

Cuando la planta tiene flores de diferente sexo, el polen de una flor masculina puede polinizar una flor femenina. Este tipo de alogamia se denomina geitonogamia.

Esta polinización cruzada de las flores de una misma planta tiene, a nivel genético, idéntico resultado que la polinización entre dos plantas diferentes, pero genéticamente iguales, llamados clones. Los clones también se reproducen entre ellos y esta es también una geitonogamia.

La xenogamia es cuando el polen proviene un individuo genéticamente diferente, nunca de la misma planta ni de la misma cepa, pero sí de plantas de diferentes especies, en un proceso denominado hibridación cruzada.

Este tipo de reproducción sexual en las plantas es de extrema importancia para la evolución, pues aumenta la diversidad genética entre las diferentes poblaciones de plantas. Además, incrementa la posibilidad de heterocigosis (variabilidad de genes) y reduce las de homocigosis (individuos con genes iguales).

Sin embargo, las poblaciones constituidas por un mismo genotipo tienen una menor capacidad para adaptarse a los cambios medioambientales y presenta una gran desventaja selectiva en especies pioneras.

La dificultad radica en que las pioneras deben establecerse mediante una única planta de la misma especie. Si el pionero es autógamo puede producir descendientes, pero es de especie alógama no existe la posibilidad de reproducción, pues no puede cruzarse con una planta de la misma especie.

Pero en la evolución de plantas, las formas de autogamia, reproducción sexual de gametos producidos por el mismo individuo, dieron paso a mecanismos que favorecen el fenómeno, excluyendo parcial o totalmente la autogamia. Esto impide que una población de una especie no pueda establecerse en un nuevo nicho ecológico.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias