Turismo

7 pueblos de Madrid que merece la pena visitar en el puente de diciembre

¡Son perfectos para escapar de la rutina!

Pueblos de Madrid visitar puente diciembre
Patones de Arriba

Este fin de semana se celebra el puente de diciembre porque los días 6 y 8 son festivos (día de la Constitución de España y día de la Inmaculada Concepción). Este año el día 6 de diciembre cae en domingo, y la Comunidad de Madrid pasa el festivo al lunes 7. Aunque no podamos disfrutar de grandes viajes por la pandemia del coronavirus, no hay de qué preocuparse porque en los alrededores de la capital hay municipios que merecen muchísimo la pena. Estos son los mejores pueblos de Madrid para visitar en el puente de diciembre.

Patones de Arriba

Patones de Arriba es un pequeño municipio de apenas 46 habitantes, y este es precisamente parte de su encanto. Un pueblo de montaña, en el que pasear por estrechas callejuelas empedradas con casas de tejados de pizarra a ambos lados. En la parte alta se pueden conocer las cochiqueras, tinados y arrenes donde se tenían a los animales y se trabajaba el cereal. Visitar Patones de Arriba es como un viaje en el tiempo a varias décadas atrás. Está declarado Bien de Interés Cultural.

Buitrago de Lozoya

Buitrago de Lozoya es uno de los mejores pueblos de la Comunidad de Madrid para visitar en el puente de diciembre. Conserva muy bien su encanto medieval. La muralla es de origen árabe y cuenta con tres puertas y 12 torres. La mayor parte es visitable. La Torre del Reloj es uno de los principales emblemas de la calidad. El principal templo religioso de Buitrago de Lozoya es la iglesia de Santa María del Castillo, construida en la primera mitad del siglo XIV.

Rascafría

En la Sierra Norte de Madrid se encuentra Rascafría, situado en el Parque Nacional del Guadarrama. Un destino 100% recomendable para escapar de la ciudad y desconectar de la rutina. El Monasterio de El Paular, cuyo origen data de finales del siglo XIV, es lo más visitado de la localidad. El claustro alberga 52 pinturas del siglo XVII y el Patio de las Cadenas se considera uno de los más bellos y mejor conservados de Europa. Imprescindible la visita a el Puente del Perdón, del siglo XVIII. Y, para los amantes de la naturaleza, el Bosque Finlandés de Rascafría, un paraje de cuento, con un gran lago en un bosque de abetos y abedules.

Chinchón

Chinchón es un pueblo situado a escasos 45 kilómetros de Madrid, y puede presumir de tener una de las plazas medievales más bonitas de España. La Plaza Mayor es un recinto cerrado con soportales y balcones de madera. Además, la localidad cuenta con otros atractivos, como la Torre del Reloj o el Teatro Lope de Vega. La Iglesia de la Asunción, de diferentes estilos arquitectónicos, merece mucho la pena. En su interior se encuentra una obra de Goya, el lienzo La Asunción de la Virgen.

La Hiruela

Otro de los pueblos de Madrid más bonitos es La Hiruela. Situado en la Sierra Norte, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura serrana. Lo mejor es olvidarse del plano y perderse entre las estrechas callejuelas con casas de piedra y techos de teja. En la plaza de San Miguel se encuentran los dos edificios más importantes de La Hiruela: el Ayuntamiento y la iglesia de San Miguel Arcángel. De la iglesia parte la Senda Los Orificios, una ruta de senderismo muy sencilla que lleva hasta una carbonera, un molino harinero y un colmenar.

Talamanca de Jarama

Talamanca de Jarama es un pueblo de Madrid amurallado que todo el mundo debería visitar al menos una vez. Las murallas de los siglos XII al XIII se conservan en buen estado, y se pueden visitar. Uno de los principales puntos de interés es el Ayuntamiento, situado en las antiguas caballerizas del duque de Osuna. Muy interesantes la iglesia de los Milagros y el puente romano. Cabe señalar que en esta localidad se han rodado series como «Águila Roja» o películas como «Alatriste».

Horcajuelo de la Sierra

Y, por último, Horcajuelo de la Sierra, situado a 90 kilómetros de Madrid. En el punto más elevado del pueblo se encuentra la iglesia de San Nicolás de Bari, cuya capilla es de estilo gótico. Las principales calles de la localidad se despliegan alrededor de la iglesia. Merece la pena conocer el Museo Etnológico, situado en una antigua vivienda de la calle de la Fuente. Además, alrededor de Horcajuelo de la Sierra hay varias rutas pata hacer senderismo. Una de las más atractivas es la que lleva hasta el molino ubicado junto al arroyo de la Garita. Muy sencilla y tiene ocho kilómetros, de ida y vuelta.

Pueblos de Madrid para visitar en el puente de diciembre y desconectar de la rutina. Es muy fácil llegara  todos ellos, y se tarda menos de una hora desde la capital.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias