Unos ejemplares únicos de las cavernas de Gabón

Cocodrilos naranjas, la nueva especie que ha sorprendido al mundo

cocodrilos naranjas
Los cocodrilos naranjas, la nueva especie que ha sorprendido al mundo (3)
Comentar

El poder de la naturaleza parece ser ilimitado a la hora de crear vida. Muchas son las especies que el ser humano ha hallado a lo largo de la historia. sin embargo, nunca sabremos cuál será la última en descubrirse. La Tierra puede definirse como un lugar en el que la vida se abre paso por medio de la adaptación. Aspectos como el hábitat, el clima, el agua o la temperatura son fundamentales para que una especie u otra pueda vivir en estos territorios. Unas condiciones que perduran, no obstante, la fauna va alterando sus rasgos en función a un mejor acoplamiento a las condiciones de su hábitat. Es el caso de los cocodrilos naranjas de Gabón, una nueva especie que parece estar mutando y de la que se conocen escasos ejemplares. Te lo contamos.

Una nueva especie

cocodrilos naranjas
Unos ejemplares únicos de las cuevas de Gabón

El nacimiento de una nueva especie se enmarca como uno de los procesos más interesantes para cualquier científico. En este caso hablamos de los cocodrilos naranjas de Gabón, unos reptiles descubiertos en el año 2008 en el interior de una caverna situada al norte del país africano. Por el momento, pocos son los cocodrilos que se han encontrado de este peculiar animal, pero lo científicos creen que existen un mínimo de 30 ejemplares repartidos por todo el territorio africano. Una nueva especie que suele alimentarse de murciélagos y cuyos ejemplares resultan mucho más pequeños que los cocodrilos normales. Cabe destacar que este rasgo les permite desplazarse de mejor forma a través de las pequeñas grietas de las cuevas en busca de nuevas presas.

Por el momento, muchos son los misterios que rodean a esta nueva especie. Los investigadores desconocen cual es la razón por la que viven en cuevas, así como el lugar exacto en el que ponen sus huevos. Aunque, sin duda, el rasgo que más llama la atención de estos reptiles es el color naranja intenso con el que se les identifica. Una peculiaridad producida a través de una reacción química en su piel a causa de los excrementos de murciélago que habitan en las cuevas. Sin embargo, lo que más impresiona a los investigadores es que estos cocodrilos naranjas han carecen de haplotipo. Es decir, un conjunto de variedades genéticas heredadas habituales en todas las especies de cocodrilo. Un rasgo identificador de que estos animales están mutando para convertirse en una especie completamente diferente al resto. Increíble ¿verdad?

Últimas noticias