Los pies crecen en el embarazo

pies crecen en el embarazo
Los pies crecen en el embarazo

Un estudio descubre que a los pies crecen en el embarazo media talla, aproximadamente

La gestación trae consigo numerosos cambios en el organismo de la mujer, debido a la auténtica revolución hormonal que ese experimenta. Cambios que no solo se producen durante esos nueve meses sino incluso después. Y buena muestra de eso es el estudio reciente que ha venido a indicar que los pies crecen en el embarazo.

¿Quieres descubrir a fondo esa información? Te la desvelamos a continuación. Toma nota:

El estudio

Lo primero es conocer quién se encuentra detrás de la investigación que ahora se ha convertido en noticia. Pues bien, los responsables de este trabajo son investigadores de la Universidad de Iowa que han analizado el cambio que experimentan las mujeres en sus pies después de dar a luz.

Ese trabajo se ha procedido a publicar en la conocida revista “American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation” y al frente del mismo se ha encontrado el doctor Neil Segal.

La principal conclusión

pies crecen en el embarazo
El aumento de los pies uno de los cambios del embarazo

Un total de 49 son las féminas que han decidido participar en este estudio que nos ocupa. En concreto, ha sido analizada la estructura y tamaño de sus pies tanto durante el embarazo como después del mismo. Exactamente ese control se ha llevado a cabo desde el primer trimestre hasta la semana 19 posterior al parto.

Precisamente los datos obtenidos son los que han permitido llegar a la conclusión más importante: los pies crecen antes y después de dar a luz. En concreto, se ha determinado que esos, por regla general, aumentan media talla aproximadamente.

La investigación dejó patente que al 70 % de las mujeres les había crecido el pie tanto a lo largo como a lo ancho. Féminas a las que a los cinco meses de haber dado a luz seguían manteniendo ese aumento de tamaño en los pies.

¿Por qué los pies crecen en el embarazo?

El dato que se ha dado como principal resultado nos lleva a hacernos una pregunta: ¿por qué crecen después del embarazo? Pues muy bien, la respuesta existe.

Los investigadores que han acometido este análisis han venido a indicar que existe una causa clara. La responsable no es otra que la relaxina. Esta es una hormona que ve aumentar su producción en el organismo de la mujer durante el embarazo, lo hace porque es fundamental la labor que realiza en cuanto a facilitar y ayudar al desarrollo del bebé.

Hormona que, al mismo tiempo, para alcanzar el objetivo citado procede a relajar tanto las articulaciones como los ligamentos del cuerpo de la mujer. Y es ahí donde da a lugar a que ese aumento de la elasticidad trae consigo que el arco del pie se vaya aplanando y que, así, lleve a cabo el alargamiento del pie.

pies crecen en el embarazo
Hay mujeres que mantienen el tamaño tras dar a luz

Otros datos de interés

Aunque los que hemos expuesto son los aspectos más reseñables en cuanto a la relación entre los pies y el embarazo, hay otros igualmente significativos:

  • Al 70 % de las féminas del estudio, los pies les crecieron entre 2 y 10 milímetros.
  • El aumento de peso se considera que también contribuye a que las gestantes vean que aumenta su talla de calzado.
  • A la mayoría de las mujeres, una vez dan a luz, sus pies van regresando a su tamaño original de forma progresiva.
  • Otras féminas han reconocido que les crecieron durante el embarazo y ya se quedaron con la nueva talla desde entonces.
  • Los estudiosos del tema han venido a establecer que ese aumento del tamaño del pie incrementa las posibilidades de que las mujeres tengan que hacerle frente con el tiempo a problemas de salud relacionados con los huesos. Nos estamos refiriendo, por ejemplo, a artritis, entre otros problemas de tipo músculo-esquelético.
  • De la misma manera, se viene a indicar que las mujeres que se quedan embarazadas y que, de forma habitual, optan por realizar ejercicio tienen ciertos riesgos después de dar a luz. Exactamente se viene a determinar que aumentan los riesgos de poder sufrir lo que se conoce como fascitis plantar.
  • En el año 2010 se llevó a cabo otra investigación sobre el asunto que nos ocupa que determinó que el pie podría volver a crecer en los embarazos posteriores que tuviera la mujer. Estudio este, dirigido por Jane Andersen, que, además, aportó consejos para evitar ese crecimiento. Entre las recomendaciones estaba el evitar caminar descalza o el ensanchar los zapatos que se utilizan de manera frecuente.

Temas

Lo último en Bebés