Las mejores carnes para comer en el embarazo

carnes para comer en el embarazo
Las mejores carnes para comer en el embarazo
Comentar

La alimentación es, sin lugar a dudas, uno de los aspectos más importantes que la mujer debe proceder a cuidar cuando está esperando un hijo. Por ese motivo, es esencial que lleve a cabo una dieta sana, completa y equilibrada. En concreto, eso hará que tenga que tomar frutas, verduras o pescado, por ejemplo. Y no solo eso sino también las que están consideradas las mejores carnes para comer en el embarazo.

Sigue leyendo y podrás conocer a qué carnes nos estamos refiriendo en concreto:

Carne de pollo

carnes para comer en el embarazo
Carne de pollo

Sin lugar a dudas, una de las mejores carnes que se pueden comer cuando se está esperando un hijo es la de pollo. Eso es debido a que, entre otras cosas, realiza unas importantes aportaciones de hierro, que es un elemento esencial para evitar que la mujer sufra anemia.

De la misma manera, hay que tener en cuenta que también consigue aportar al organismo desde vitamina B hasta ácido fólico, que van a jugar un papel esencial a la hora de conseguir que se produzca un correcto crecimiento y desarrollo del bebé.

Además, se destaca que es un alimento rico en proteínas, potasio y fósforo.

Carne de pavo

Otra de las mejores carnes para comer en el embarazo es la de pavo. Y lo es, sobre todo, porque es muy rica en hierro, contribuyendo a que la mujer no sufra anemia, a que mejore su sistema inmunológico o a reducir los riesgos de que pueda padecer algún tipo de infección.

Por supuesto, también hay que tener en cuenta que pone su granito de arena para que el feto se desarrolle como es debido. Además es una de las más saludables que existen en cuanto a aporte de calorías y grasa se refiere.

Carne de cerdo

carnes para comer en el embarazo
Carne de cerdo

También esta otra carne debe formar parte de la dieta de una embarazada que quiera comer sano y de forma equilibrada. Eso es debido, sobre todo, a que es muy rica en proteínas, lo que supone que favorezca el crecimiento del feto y la mujer deje de lado síntomas habituales durante los nueve meses como el cansancio.

De la misma manera, aporta vitamina B al organismo así como hierro, fósforo y calcio. Por eso, pasa a ser una buena propuesta para evitar la anemia e incluso para hacer que el sistema óseo del bebé y de su madre estén en perfecto estado.

Carne de ternera

En esta lista de las mejores carnes para comer en el embarazo no podía faltar la de ternera, enclavada dentro del grupo de las llamadas carnes rojas. Es rica en minerales y vitamina B así como en hierro.

Por todo lo expuesto, tenemos que subrayar que se trata de una carne que ayuda a evitar que la mujer sufra anemia, que regula lo que son los niveles hormonales, que le da energía a la madre y que viene a estimular lo que es el ritmo cardíaco del bebé.

A todo eso hay que añadir que ayuda al crecimiento de los tejidos del pequeño y que sirve para que la embarazada tenga una piel suave y libre de impurezas.

Consejos para comer carne en el embarazo

carnes para comer en el embarazo
Nada de embutidos

Además de toda la información que te hemos dado hasta el momento, llega el instante perfecto para conocer más. Nos estamos refiriendo al hecho de que hay que tener en consideración una serie de cuestiones que son claves para poder comer toda esa carne con seguridad durante el embarazo:

  • La gestante no debe tomar carne cruda bajo ningún concepto.

  • Es fundamental que no coma embutidos o carne en salazón, porque no han sido cocinados. Si los llega a ingerir eso puede dar lugar a que tenga que hacerle frente a un problema como es la toxoplasmosis, que puede provocar malformaciones en el bebé. De ahí que nada de salchichón, chorizo o productos similares. En cuanto al jamón, en los últimos meses se ha dado a conocer que se puede comer siempre y cuando cuente con ciertas características.

  • La carne, sea la que sea la que elija, debe estar bien cocinada. Lo ideal es hacerla a la plancha.

  • Cuando la carne se vaya a guardar en el frigorífico debe hacerse en recipientes con tapa y que sean individuales para que así no esté en contacto con otros alimentos. En el caso de que se congele, se recomienda que en ese tupper se indique la fecha de su compra.

  • Después de manipularla, la mujer deberá lavarse muy bien las manos así como hacer lo propio con los utensilios que haya utilizado en ese sentido.

Últimas noticias