Embarazo

Semana 16 de embarazo: la barriga ya se nota

semana 16
La embarazada en la semana 16
0 Comentar

Es cierto que, como se suele decir, cada mujer “es un mundo”. No obstante, una de las principales señas de identidad que tienen lugar durante la semana 16 de embarazo es que ya la barriga se nota. De ahí que muchas féminas estén encantadas y no duden en presumir de la misma en todo momento.

¿Quieres conocer qué otras características y circunstancias se dan en este momento de la gestación? Te lo contamos a continuación:

El feto en la semana 16

semana 16
El tamaño del feto es el de un aguacate

La completa aparición del lanugo en el feto así como el hecho de que tiene una apariencia casi proporcionada por completo son dos de las situaciones que experimenta el feto en este momento del embarazo. Una semana en la que pesa entre 80 y 100 gramos y en la que tiene un tamaño de entre 11 a 12 centímetros, como el de un aguacate.

Además de todo lo indicado, podemos subrayar otras situaciones que tienen que ver con ese pequeño que viene en camino:

  • Ya puede realizar muecas con su cara porque los músculos de esa parte se han desarrollado considerablemente.
  • También es interesante conocer que realiza sus primeros movimientos oculares, aunque es cierto que aún tiene los párpados cerrados.
  • Su piel es muy suave y empiezan a desarrollarse lo que son los folículos pilosos.
  • Sus riñones funcionan a pleno rendimiento y juega un papel fundamental en lo que es la cantidad de líquido amniótico que posee.
  • De la misma manera, hay que indicar que en la semana 16 el feto comienza a ver cómo aparece en la lengua la glándula tiroidea.

Los cambios que experimenta la futura mamá

semana 16
Dificultades para dormir

Como hemos mencionado al principio de este artículo, una de las claves fundamentales de este momento concreto de la gestación es que el vientre de la mujer ya es palpable. Es decir, se ve que está embarazada.

De la misma manera, no hay que olvidar que su útero sigue creciendo y que puede notar por eso ciertas molestias en la zona baja del abdomen. No obstante, tampoco hay que olvidar otras particularidades de esta etapa, tales como las siguientes:

  • Precisamente el crecimiento del útero trae consigo que pueda sufrir también desde dolores de espalda hasta ciertas dificultades para poder conciliar el sueño. Esto último se produce como consecuencia de que no encuentra la postura idónea para dormir. ¿Qué hacer? Recurrir al empleo de las llamadas almohadas para embarazadas que alivian de forma contundente la presión y ayudan a descansar como es debido.
  • En el caso de las mujeres que no sean primerizas, es muy habitual que en esta semana empiecen a notar los primeros movimientos del feto.
  • Numerosas son las gestantes que ahora sufren caries e incluso un aumento notable de la salivación. Esta última, en concreto, tiene lugar como consecuencia de la revolución hormonal que se encuentra experimentando.

Además de lo indicado, hay que recordar que es importante que la mujer continúe acudiendo a las citas médicas establecidas. Y es que así es como podrá estar tranquila de que todo está bajo control. Para eso es posible que, si se considera necesario, se le realicen ciertas pruebas o exámenes tales como la amniocentesis.

Consejos sobre la alimentación de la embarazada

semana 16
Ensalada, plato recomendado

Si importante es conocer cómo se encuentra el feto o qué cambios experimenta la mamá, no lo es menos tener claro que la mujer debe seguir una dieta adecuada para la semana 16. En concreto, siguiendo los consejos que dimos en un artículo anterior sobre la alimentación en esta fase, las principales recomendaciones son las siguientes:

  • En muchos casos, la embarazada siente una mayor necesidad de tomar alimentos dulces. Por eso, una buena alternativa al respecto es que pueda comerse en el desayuno un pequeño bollito. No obstante, no puede ser la tónica general, debe ser algo puntual.
  • La fruta es la mejor alternativa para comer algo a media mañana.
  • A la hora de preparar el almuerzo, puede decantarse por platos tales como una ensalada, cremas de verduras, pescado al horno, pollo a la plancha…
  • En cuanto a la merienda hay muchas alternativas saludables, entre las que están un batido de frutas, un yogur o un sándwich de jamón cocido.
  • La cena tiene que ser ligera, para no provocar problemas de pesadez y, como consecuencia, dificultades para conciliar el sueño. Por eso, nada mejor que proceder a preparar platos tales como revueltos, pescado al horno, un plato de sopa…

A grandes rasgos, estos son los principales datos a tener en cuenta sobre la semana 16 de embarazo. En próximas entregas de nuestra serie “Embarazo semana a semana” iremos dando más cuenta de lo que sucede en cada fase.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias