Noticias

Bebé de 400 gramos y síndrome de transfusión fetofetal consigue sobrevivir

Bebé de 400 gramos y síndrome de transfusión fetofetal consigue sobrevivir
bebe-fetofetal
0 Comentar

Numerosas son las parejas que se topan con el hecho de que el feliz nacimiento de sus bebés se transforma en un momento duro y triste. ¿Por qué? Básicamente porque los recién nacidos presentan problemas severos de salud. Y eso es lo que le ha sucedido a unos padres que han visto cómo su bebé de 400 gramos venía al mundo con el síndrome de transfusión feto-fetal (TTTS) que hizo que sus médicos establecieran que, casi con toda probabilidad, moriría en poco tiempo. Sin embargo, ha sucedido un verdadero milagro pues las ganas de vivir de la pequeña han hecho que se haya recuperado por completo.

Los protagonistas

Tres podemos decir que son los protagonistas de esta historia que ha conseguido emocionarnos. Por un lado, están los padres, Lauren Smith y su marido, que no han dudado en mantener la esperanza en todo momento porque su hija enferma logrará salir del difícil bache de salud en el que se encontraba. Por otro lado, nos encontramos con la niña, Ava, que ha conseguido superar el citado síndrome y dar a todo el mundo un ejemplo de lo que significa luchar por salir adelante y no dejarse vencer.

Bebé de 400 gramos y síndrome de transfusión feto-fetal

Unos cuatro meses atrás, aproximadamente, hay que retrotraerse en el tiempo ya que fue entonces cuando la citada mujer rompió aguas y lo hizo semanas antes de lo que estaba previsto.

De manera inmediata se trasladó hasta el hospital más cercano para poder ser atendida y poder hacerle frente al parto que le iba a dar la posibilidad de cumplir su sueño de ser mamá y, además, por partida doble, ya que estaba esperando gemelas.

No obstante, aunque sus pequeñas vinieron al mundo, lo hicieron con bajo peso por haber sido prematuras, lo que supuso que tuvieran que ser conectadas a sendas máquinas de respiración artificial. Pero ahí no quedó todo, pues una de las niñas, que pesaba tan sólo 400 gramos, nació con lo que se conoce como síndrome de transfusión feto-fetal, que hacía que su vida corriera serio peligro.

Medidas a tomar

En un 10 % o un 15 % de los embarazos de gemelos idénticos, en los que los fetos comparten placenta, se produce el mencionado trastorno que básicamente consiste en que uno de los bebés cuenta con un flujo descompensado de sangre respecto al otro. Una situación que, en el caso que nos ocupa, ponía en serio riesgo la vida de la pequeña de 400 gramos. Y es que, según las estadísticas que se tienen, en un 90 % de las veces que tiene lugar el niño afectado acaba falleciendo.

Precisamente por todo esto, los médicos no confiaban en absoluto en que la hija de Lauren pudiera sobrevivir. Y es que cuatro semanas después de haber nacido no conseguía remontar ni siquiera presentar algo de mejoría.

Dada esa circunstancia, se reunieron con los progenitores y les pusieron sobre la mesa la situación para acabar diciéndoles que consideraban que lo mejor que se podía hacer era desconectar de las máquinas a la bebé. Y es que las posibilidades de que mejorara cuando ya no lo había hecho eran realmente mínimas.

Lucha constante

No obstante, los padres, al igual que hicieron los progenitores de la pequeña que te contamos que despertó del coma cuando esos se negaron a “desenchufarla” , dijeron que no a los doctores. No estaban dispuestos a rendirse, tenían esperanza y confiaban en que su pequeña pudiera sacar fuerzas de donde no tenía y así salir del duro trance en el que se encontraba.

Y parece que sus deseos se hicieron realidad, tanto es así que la menor, según se ha dado a conocer ahora a través de diversos medios de comunicación, ha mejorado notablemente. Han pasado ya cuatro meses desde que viniera al mundo y ha logrado recuperarse de manera clara y contundente. Ha dejado “boquiabiertos” a los sanitarios que han sido testigos de su mejora y que incluso ahora le han podido dar el alta.

En concreto, ahora se ha marchado a casa con sus padres y con su hermana para comenzar una nueva vida. Una vida que afronta con fuerza, con valentía y, sobre todo, con el cariño de sus seres queridos, especialmente de sus padres que hoy más que nunca se alegran de la decisión que tomaron en su momento, la de permitir que su hija no fuera desconectada del respirador artificial.

¿Qué te ha parecido la historia de Ava? Está claro que para muchos es un ejemplo de que los milagros también existen y de que nunca hay que rendirse.

Síguenos en Facebook y estarás al día de todas las noticias que giran en torno a los bebés.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias