Salud

Descubierta una posible causa de la muerte súbita del lactante

0 Comentar

Desgraciadamente aún son muchos los casos de muerte súbita de bebés que tienen lugar en el mundo. Unos fallecimientos que, por regla general, se producen de manera inesperada, sin causa aparente y sin que los padres de los pequeños puedan hacer nada para evitarlo.

Sin embargo, ahora se abre el camino a una posible solución o, al menos, a la alternativa de poder detectar a tiempo que un menor es más proclive a poder padecerla. Y todo gracias a una investigación que se acaba de dar a conocer ahora.

Sigue leyendo y conocerás más al respecto.

La investigación

Profesionales investigadores del Hospital de Niños de Westmead de Sydney (Australia) son los que han procedido a llevar a cabo el estudio que ahora se ha hecho público. Se trata de un trabajo que se ha desarrollado durante un periodo de once años y que ha consistido en analizar a fondo numerosos casos de bebés que habían fallecido, de los cuales un 59 % había muerto por muerte súbita.

El resultado

Después de estudiar todos los casos que habían tomado sobre fallecimientos de bebés, lo que los investigadores han descubierto es una singular coincidencia: los que habían perdido la vida por la citada muerte del lactante presentaban en su cuerpo un 21 % menos de orexina que los que habían muerto por otras causas.

En concreto, hay que determinar que la orexina es una proteína que se encuentra presente en la zona cerebral del hipotálamo y que tiene como función proceder a despertar al pequeño cuando no le está llegando la cantidad suficiente de oxígeno y a regular lo que es la estimulación del sueño en sí.

De esta manera gracias a este singular hallazgo lo que se abre ahora es un amplio camino para que se siga investigando si la citada orexina puede ser una de las principales causantes de que los niños mueran en algunos casos de manera súbita. De ser así se podrían tomar las medidas necesarias para prevenir esa situación, es decir, para evitar que fallezcan. No obstante, habrá que esperar para ver qué nuevos trabajos e investigaciones se realizan en torno a la misma.

Otros datos sobre la orexina

Además de todo lo expuesto, es interesante conocer otros aspectos en torno a esta proteína que puede ser la responsable en algunos casos de la citada muerte súbita del lactante:

  • Una mala regulación de la misma es la responsable de lo que se conoce como narcolepsia, que es una enfermedad que provoca que quien la sufre duerma de manera excesiva durante el día sin poder evitarlo, sin olvidar que puede sufrir alucinaciones, parálisis de sus músculos e incluso interrupciones notables del sueño durante lo que es la noche.

  • También la orexina se encarga de regular lo que es el sistema del apetito en el organismo, concretamente en la zona del cerebro.

  • Hay investigadores que afirman que procediendo a regular adecuamente esta proteína se puede conseguir también que las personas que tienen problemas con el alcohol puedan superarlos.

  • Otros llevados a cabo en los últimos años en torno a la misma han venido a determinar que esa es capaz de “elegir los alimentos que pueden resultar más placenteros y agradables”. De ahí que, aunque el cuerpo considere que ya ha ingerido suficientes productos de ese tipo, la orexina le indique que siga tomándolos, especialmente si son azúcares. De ahí que se considere que puede ser responsable de situaciones graves para la salud como son la obesidad o trastornos en materia de alimentación como la bulimia.

muerte-2

Consejos para prevenir la muerte súbita del lactante

Mientras que se desarrollan y acometen nuevas investigaciones que puedan ayudar a reducir los riesgos de que el bebé sea víctima de la muerte súbita, los padres lo que pueden hacer es tomar ciertas medidas para prevenirla como son estas:

  • Poner especial atención a niños que tienen más riesgos de sufrirla como son los prematuros, los que nacen con poco peso, los que son hijos de madres de menos de 20 años, los varones…

  • Al pequeño siempre hay que acostarlo en la cuna boca arriba.

  • El colchón donde descanse debe ser firme y plano.

  • No fumar tabaco ni ninguna otra droga en su presencia.

  • Bajo ningún concepto, colocarle encima un edredón o cobertor.

  • Evitar que junto a su lado en la cuna haya cojines, muñecos de peluche o cualquier otro elemento que, por accidente, puedan caerle encima del rostro y provocar su muerte súbita.

  • No permitir que pase muchas horas durmiendo en la silla del coche o en su hamaca.

  • No excederse abrigándole.

Siguiendo todas esas recomendaciones es como puedes reducir de manera considerable los riesgos de que tu pequeño sea víctima de la citada muerte súbita del lactante.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias