Noticias

El duro caso de unos padres preadoptivos que, tras tres años, deben “devolver” a su hijo

El duro caso de unos padres preadoptivos que, tras tres años, deben “devolver” a su hijo
Comentar

Que un hijo no es sólo el que se pare sino el que se cuida día a día, el que se mima, el que se protege de los problemas, el que preocupa cuando está enfermo…Esto todos lo sabemos y queda perfectamente claro en casos como el que ahora ha saltado a los medios de comunicación. Nos estamos refiriendo al de unos padres preadoptivos que, después de tener durante tres años a su hijo en casa, han tenido que devolverlo a su madre biológica.

¿Dónde ha sucedido?

En España es donde ha tenido lugar esta noticia que se desarrolla entre dos ciudades, la de los padres preadoptivos que es Valencia y la de la madre biológica que es Oviedo.

Los protagonistas

Toda la sociedad se ha conmovido por el dolor que está intrínsecamente unido a este caso, en el que hay cuatro protagonistas:

  • La citada pareja preadoptiva formada por Alberto Bordes y Noelia Estornell.

  • El niño de 4 años, Joan, que ha visto cómo su vida era rota al ser separado de los únicos padres que conoce pues llegó al que considera su hogar con tan sólo 18 meses.

  • La madre biológica, María José, que tiene 19 años y que tuvo a su hijo siendo una adolescente.

Los hechos

Realmente duro es la historia que nos ocupa que arranca hace cuatro años atrás cuando una menor llamada María José queda embarazada y da a luz nueve meses después, no pudiéndose o no queriéndose hacer cargo de la criatura, un niño.

En ese punto es donde el destino quiere que el bebé, tras la pertinente tramitación, sea entregado a una pareja de padres preadoptivos que cumplen por fin su sueño de tener un hijo. Así, cuando el menor tenía sólo 18 meses, comienza a vivir en su nuevo hogar en Valencia, concretamente en Sueca, donde encuentra el cariño y el amor que le faltaban.

Empieza así un camino de absoluta felicidad para estas tres personas que forman una familia desde ese momento y que han tenido una vida como la de cualquier otra hasta este instante.

Todo se rompe

Cuando pensaban que ya tenían la máxima felicidad y cuando no esperaban ningún contratiempo, pues habían pasado tres años desde que el pequeño llegara a casa, la armonía se rompe. Se resquebraja en el momento en el que Alberto y Noelia son informados de que la madre biológica de su hijo quiere recuperarlo y ha iniciado la pertinente tramitación judicial para llevárselo a vivir con ella a Oviedo, que es donde reside.

Impactados por lo sucedido es como estaban esos vecinos de Sueca, pues se les había asegurado desde el primer momento que, aunque el pertinente proceso no había llegado a su fin, todo apuntaba a que se iban a poder quedar con el menor. Sin embargo, todo lo que se les dijo quedaba en agua de borrajas y temían perder a su pequeño.

Y eso es precisamente lo que ahora ha sucedido. En concreto, un fallo judicial de la Audiencia Provincial de Oviedo ha dictaminado que el niño tiene que volver a estar con su madre biológica y se han visto obligados, después del pertinente proceso de reclamación por parte de la Guardia Civil, de tener que entregarlo.

preadoptivos-3

La entrega

Las imágenes que se han podido ver de cómo esos padres entregaban a su pequeño a María José, que estaba acompañada de su madre que había viajado desde Suiza donde vive, han sido realmente impactantes. Y es que el niño, aferrado al cuello de su padre preadoptivo, no entendía nada de lo que estaba sucediendo y no quería irse con su madre biológica. Una situación que ha roto dolor a la mamá preadoptiva especialmente, que no ha podido ser testigo de cómo su pequeño era entregado a la joven.

preadoptivos-1

Lucha por recuperarlo

Alberto era quizás el miembro de la pareja que manifestaba una posición más enérgica ante lo que estaba ocurriendo y no ha dudado en exponer que le ha dicho a su pequeño que va a luchar por él con todas sus fuerzas. Precisamente por eso, su abogado ha iniciado la pertinente iniciativa judicial basándose en varios pilares importantes:

  • Hay un error del sistema actual. Y es que cuando sus clientes recibieron al menor en casa se les aseguró que jamás volvería con su familia biológica, por lo que incluso renunciaron a un expediente de adopción internacional.

  • No se ha tenido en cuenta el bienestar del niño, que está perfectamente integrado en su hogar, que es el único que conoce. Se le ha separado de manera trágica de su rutina, de sus padres que le han cuidado y querido desde que era un bebé, de su círculo de familiares y amigos…

  • Existe un informe negativo sobre la madre biológica, en el que se indica que no está preparada ni en las mejores condiciones para cuidar a un niño. Y es que en el mismo, de julio de 2016, se expone que presuntamente ha sido vista en estado de embriaguez y que ha acusado a su pareja de maltrato.

Por todo esto, los padres preadoptivos han presentado un recurso de casación ante el Tribunal Supremo que esperan les devuelva a su hijo.

preadoptivos-4

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias