Salud

Gastroenteritis en niños. ¿Cómo evitarla?

Gastroenteritis en niños. ¿Cómo evitarla?
0 Comentar

Diarrea, dolor abdominal, fiebre o incluso vómitos son algunos de los síntomas más habituales que tiene la gastroenteritis, una de las enfermedades más frecuentes que experimentan los niños durante lo que se conoce como etapa pediátrica. Bacterias, como la salmonella así como también parásitos o virus son los responsables de que tengan que hacerle frente a esa patología que requerirá seguir las indicaciones del médico para lograr que puedan volver a alimentarse como hasta el momento e incluso que eviten deshidratarse.

Si tú tienes hijos o los vas a tener y quieres conocer cómo evitarla, sigue leyendo. A continuación, te vamos a presentar una serie de consejos que te ayudarán a conseguir reducir los riesgos de que los pequeños de la casa la sufran en algún momento:

1-Vacunación

Una de las principales medidas que podéis tomar los padres en pro de lograr prevenir la gastroenteritis en los niños es que sigáis a rajatabla el calendario de vacunación existente. Sí, como lo habéis leído, ya que existe una vacuna realmente eficaz contra el llamado Rotavirus, que es el principal responsable de que aparezca la enfermedad en menores.

2-Alimentación adecuada

De la misma manera, no podemos pasar por alto el hecho de que también es importante y básico que se sigan unas pautas concretas en cuanto a la alimentación de los pequeños. Con esto a lo que nos referimos es a que los productos que ingieran estén en las mejores condiciones posibles y para eso hay que adoptar las siguientes medidas:

  • Poner especial hincapié en que tanto las verduras como las frutas que tomen los niños estén convenientemente limpias y lavadas antes de ser utilizadas para preparar cualquier plato.

  • No menos importante es que cualquier alimento que se vaya a tomar por parte del menor es imprescindible que se haya conservado de la manera correcta y que haya estado refrigerado a la temperatura idónea.

gastroenteritis-3

3-Higiene básica

Por supuesto, no hay que pasar por alto el hecho de que para evitar la gastroenteritis es fundamental e imprescindible seguir unas pautas básicas en materia de higiene, de cara a conseguir que las bacterias, virus y parásitos no puedan hacer de las suyas.

En concreto, entre las rutinas que en ese sentido hay que acometer están las siguientes:

  • Es importante que los padres se laven las manos adecuadamente antes de ponerse a preparar la comida para los más pequeños.

  • Es imprescindible que tanto los niños como los demás miembros de la familia se laven a fondo las manos siempre que vayan a sentarse alrededor de la mesa para comer.

  • Ni que decir tiene que los adultos deben, de igual modo, lavarse las manos después de haber ido al baño, tras haberle cambiado el pañal al pequeño o incluso después de haber bañado a este.

  • Es recomendable también que, bajo ningún concepto, el niño tome lácteos que han estado fuera del frigorífico un tiempo elevado y especialmente cuando eso tiene lugar durante los meses más calurosos del año.

  • Tampoco hay que permitir que el menor coma algún alimento que presente un aspecto deteriorado, que deje claro que no está bien o que directamente desprende un olor nada agradable.

  • Hay que prestar especial atención durante la época estival, sobre todo, a lo que son las salsas, mahonesas y productos similares, que son los máximos responsables de que se generen muchos cuadros de gastroenteritis, tanto en mayores como en niños.

  • A la hora de que los pequeños beban agua, lo más recomendable es que se opte porque tomen la que se encuentre embotellada.

Otros datos de interés

gastroenteritis-1

Los expuestos hasta el momento son los principales aspectos que merece la pena destacar acerca de cómo prevenir la gastroenteritis en los niños. No obstante, es importante también tener en consideración otros datos al respecto de esa enfermedad, como son los siguientes:

  • Los pediatras consideran que una de las principales herramientas para conseguir que los más pequeños no la sufran es alimentarse mediante la leche materna, que cuenta, como hemos visto en más de una ocasión, con una larga lista de beneficios en pro de la salud de los bebés.

  • Hay menores que no pueden recibir la correspondiente vacuna contra el Rotavirus por determinadas circunstancias. Por ese motivo, se aconseja que los padres consulten previamente con el pediatra.

  • Si en el hogar hay alguien con gastroenteritis o se tiene a alguna persona del entorno con dicha patología, es importante extremar las precauciones para evitar que el niño se contagie. En concreto, entre otras acciones habrá que conseguir que no comparta ni vasos ni utensilios de cocina con el enfermo.

  • Si en la guardería hay una “ola de gastroenteritis” es recomendable, siempre que sea posible, que el niño no acuda a la misma durante unos días para conseguir que no acabe contagiándose.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Los vas a cumplir en pro de evitar que tu hijo tenga la citada enfermedad?

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias