Noticias

Un padre viola a su hija de 13 años y esta es la que resulta castigada

india-2
0 Comentar

El mundo al revés. Esto es lo que queda claro cuando descubrimos la noticia que hoy ha saltado a muchos medios de comunicación internacional y que, además, nos da auténtica repulsa por todo lo que la rodea. En concreto, lo que ha sucedido es que un padre ha violado a su hija de 13 años y es esta la que luego ha sido castigada con latigazos.

¿Dónde ha sucedido?

En India es donde ha tenido lugar tan escalofriante suceso que nos deja a todos boquiabiertos y, seamos sinceros, asqueados. Primero, y por supuesto, por la actuación del hombre que es capaz de abusar sexualmente de una hija, lo que viene a dejar clara su catadura moral y humana. Y, segundo, porque en un país, en pleno siglo XXI, se castigue con latigazos a una niña que lo único que ha hecho ha sido convertirse en víctima de un progenitor que es un depravado sexual.

Los hechos

Según han dado a conocer distintos periódicos internacionales, como sería el caso del Washington Post, todo sucedió días atrás cuando en el hogar de esta familia india, los pequeños se encontraban descansando. En concreto, la niña de 13 años estaba durmiendo junto a su hermana en el suelo cuando su padre llegó a casa después de haber estado en una boda.

El hombre se encontraba ebrio y no dudo en tumbarse al lado de la citada pequeña para, de manera prácticamente inmediata, taparle la boca con la mano y comenzar a abusar de esa.

Las sospechas

No se sabe muy bien porqué motivo, parece ser que lo que sucedió esa noche pareció intuirse y la menor fue preguntada al respecto. Sin embargo, esta mintió, tanto por vergüenza como por el miedo a ser castigada ya que si hubiera dicho lo que sucedió realmente también habría sido víctima, en este caso de los golpes de sus hermanos.

En concreto, la pequeña manifestó que no había sido violada, que simplemente su padre lo que había hecho era tocarle la mano.

No obstante, al final toda la familia consiguió enterarse de lo sucedido y eso supuso que descubriera que la niña les había engañado, les había ocultado la verdad. De ahí que la misma, siguiendo unas incomprensibles normas de la tribu india a la que pertenece, tomara medidas. Pero unas medidas muy “particulares” ya que en lugar de acusar al progenitor de abuso sexual, lo que hizo fue denunciar a la adolescente de 13 años, a la víctima, por haberles engañado.

india-1

El castigo

Exactamente la niña fue acusada de mentirosa ante el consejo de tribu y este tomó una decisión que también compartió al 100% la propia familia: la menor tenía que ser castigada por haber ocultado la verdad. Sí, como lo estás leyendo.

¿Cómo se decidió que tenía que pagar su “delito”? Siendo víctima también de un total de cinco latigazos. Un duro castigo físico que sólo ha sufrido la menor, pues el padre ha sido exonerado de cualquier tipo de culpa al considerar que al estar borracho esa noche, no era responsable de sus actos. Realmente vergonzoso, repugnante y absolutamente carente de humanidad y de sentido común.

La polémica

Como es de imaginar el caso de esta pequeña no ha dejado indiferente a la sociedad mundial por todo lo que ha sufrido. Como hemos mencionado al principio, es que todos y cada uno de los aspectos que rodean este hecho resultan tan humillantes como horrorosos, machistas hasta límites insospechados… No hay calificativos suficientes para definir lo ocurrido.

En pleno siglo XXI no se puede entender que un padre abuse de su hija menor y que no sea castigado, es más, no se puede comprender que sea la propia víctima la que tenga que sufrir la depravada acción de su progenitor y, además, un castigo físico de latigazos por haber ocultado lo sucedido.

Pero si todo eso nos escandaliza y asquea a partes iguales, más aún si cabe nos impacta que la propia niña, influenciada lógicamente por los patrones “morales” de la tribu india en la que vive, considere que esos citados golpes eran merecidos por haber mentido a la familia y que, además, no han sido tan duros como esperaba pues “le pegaron de manera suave”, como ella misma ha reconocido.

Conociendo a fondo los hechos, viendo las reacciones de todas las partes implicadas, las normas machistas y retrógradas de esta tribu, la existencia de castigos que son absolutamente impropios del siglo en el que nos encontramos…lo que nos sale es quedarnos sorprendidos. Pero también enfadados con el mundo, abochornados, asqueados y realmente tristes porque todo eso siga existiendo.

Afortunadamente, las últimas informaciones que se han transmitido al respecto, es que la policía ha no sólo ha acusado al padre de abuso sexual sino también al propio consejo que estableció el castigo para la menor.

Temas

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias