Verano

10 actividades Montessori para hacer en verano con los niños

Hacer el juego de la decantación, hacer helados e incluso escribir en la arena son algunas de las mejores actividades Montessori para hacer en verano con los niños.

actividades Montessori
10 actividades Montessori que podemos hacer con los niños este verano

Acabamos de comenzar el mes de agosto, por lo que a los niños todavía les quedan muchos días de vacaciones por lo que podemos recurrir a las actividades Montessori, con las que no solo se van a divertir, sino que también podrán aprender y desarrollar sus habilidades cognitivas. Veamos entonces a continuación, 10 actividades Montessori para hacer en verano con los niños.

10 actividades Montessori para hacer en verano con los niños

actividades Montessori

Las actividades Montessori están recomendadas para niños en etapa preescolar o infantil. Suelen actividades fáciles de preparar, con las que los niños pueden desarrollar sus capacidades motoras, además de aprender y pasar un buen rato y algunas de ellas, como las que ahora os vamos a proponer, están especialmente indicadas para el verano.

  1. Animales debajo del hielo: Coge bandejas de hielo y dile al niño que inserte un pequeño muñeco de plástico (u otros animales) en cada compartimento. Llena con agua y coloca en el congelador durante la noche. Al día siguiente, el niño puede divertirse dejando que se derrita o tratando de romper los hielos.
  2. Hacer un ramo de flores: Recoged flores silvestres juntas. Luego coger macetas pequeñas y dejáis que el niño las llene con agua y cree sus arreglos florales. Esta actividad lo involucra en la creación y la observación y ejerce el uso de las manos y la precisión.
  3. Decantación de agua: El verano es el momento adecuado para proponer la decantación de agua. Por ejemplo, puede pedirle al niño que llene y luego vacíe los vasos o cuencos de agua. Esta actividad ejercita la coordinación mano-ojo, la precisión y la capacidad de concentración.
  4. Prepara helados de hielo: Para la pedagogía Montessori, la cocina es el lugar donde el niño puede aprender varias habilidades. Por ejemplo, al preparar las paletas tendrá que cortar el plátano, ponerlo en una licuadora con el yogur, batir y verter en los moldes del congelador. Con esta actividad, ejercita las habilidades motoras finas, descubre texturas y olores, adquiere la sensación de sucesión.
  5. Clasificación de las conchas: Después de recoger conchas en la playa, pídale al niño que las clasifique por tamaño.
  6. Colorear una corteza de árbol: Envuelve el tronco de un árbol con una gran hoja de papel y deja que los niños pinten con con crayones de cera, de esta manera solo podrán pintar las partes elevadas de la corteza. Excelente ejercicio para entrenar habilidades manuales.
  7. Colorea las sombras en una hoja blanca: Toma una hoja blanca, colócala en el sueño y le dices al y al niño que dibuje los contornos de las sombras que se reflejan con el sol de la ventana y las coloree en el interior.
  8. Botellas sensoriales: Coge distintas botellas y las llenas de agua y lentejas, agua y semillas, agua y arroz … Cada botella es una oportunidad para aprender algo: los colores, las dimensiones (por ejemplo, las semillas), las formas, etc…
  9. Lavado del triciclo o bicicleta: Coloca un recipiente con agua con jabón y una esponja a disposición del niño y muéstrale cómo lavar su triciclo o bicicleta. Este tipo de actividad se utiliza para dar al niño la oportunidad de participar en la vida diaria y cuidar el medio ambiente.
  10. Escribir en la arena: Escribir en la arena con los dedos o con una pluma es una de las actividades recomendadas por Montessori para entrenar las habilidades motoras finas y aprender a escribir bien.

Lo último en Bebés

Últimas noticias