Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Usuarios de la EMT de Palma en silla de ruedas acusan al alcalde de discriminación: «No mira por nosotros»

Ver vídeo

Usuarios de la EMT de Palma con discapacidad acusan al alcalde socialista, José Hila, de discriminación. «No mira por nosotros», denuncian en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Son ciudadanos que tienen que hacer uso de la silla de ruedas y que relatan el calvario que sufren a diario con una flota de autobuses cuyas rampas de acceso apenas funcionan, al igual que, no pocas veces, los cinturones de seguridad, lo que provoca continuas incidencias.

Es el caso de Jesús Álvarez, o de la joven Yaiza, como denuncia su madre, Pilar. «Seguimos con la EMT con lo mismo de siempre, con los autobuses y las rampas que no van. Esto, de transporte digno, no tiene nada. Seguiremos luchando. No puede ser que tengamos tantos problemas para subir al autobús para ir al hospital porque las rampas no funcionan y otras veces vienen rotas», afirma Álvarez

Pilar, madre de Yaiza, no duda de que la EMT les «discrimina». «No mira por ellos. Hay muchas dificultades con las rampas, con los horarios, por lo que, a mi parecer, sí que les discrimina».

Llegados a este punto, Álvarez es tajante y no se muerde la lengua. «El transporte público de Palma es el peor que hay», asegura, a la vez que acusa al alcalde Hila y al presidente de la compañía, el también socialista Francesc Dalmau, de «no dar la cara».

«Pero sí que nos llaman de la EMT para que no subamos denuncias a las redes sociales y lo vamos a seguir haciendo, porque es una injusticia lo que pasa con nosotros», censura.

Pilar relata, por ejemplo, lo sucedido hace dos semanas cuando «cuatro veces nos dejó el autobús de la EMT en la parada, porque no funcionaban las rampas», lamenta esta madre de una joven de 17 años que va en silla de ruedas.

«Mi hija tiene derecho a hacer una vida normal, como cualquier chica adolescente, y a quedar con sus amigas y no puede porque tiene miedo de si va a poder volver a casa o no, o si me tendrá que llamar. Qué hace, se queda encerrada en casa porque el transporte público no funciona adecuadamente. Nos dicen que usemos el transporte público y no arreglan estas deficiencias, ni nos dan una solución», abunda Pilar.

Los fallos continuados de la rampas de acceso a los autobuses afectan al horario lectivo de su hija. «El otro día tuvo que esperar al tercer autobús para ir al instituto. Ellos no dicen nada. Vale, por eso yo alzo la voz por ellos, porque necesitan gente que les ayude. Y aquí está Jesús, que tiene los mismos problemas y que incluso se cayó del autobús porque la rampa no funcionó correctamente. Así llevamos todos estos años, luchando contra esta injusticia», denuncia.

Jesús Álvarez recuerda ese percance que tuvo hace dos años en el interior de un autobús de la EMT porque «el cinturón de seguridad no funcionó y el autobús dio un giro en una rotonda y me caí». Por ello, reclama una «mayor seguridad en el transporte público, que ahora mismo no la hay».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias