Sanidad

Armengol deja a los enfermos de cáncer en Ibiza sin oncólogos por la exigencia del catalán

De las cinco plazas de oncólogo sólo dos están cubiertas ante las dificultades para encontrar especialistas que hablen catalán

También hay 40 plazas vacantes de especialista y 20 de facultativos de Atención Primaria

El PP a Armengol hoy en el Parlament: "La huida de los oncólogos del Hospital de Ibiza es un escándalo nacional"

El Govern de Armengol exige ahora el requisito del catalán a las personas con discapacidad intelectual

Requisito del catalán
La presidenta Armengol junto a la consellera balear de Salud, Patricia Gómez.

Los enfermos de cáncer de Ibiza y Formentera se quedan sin médicos especialistas en oncología. De las cinco plazas que estaban asignadas en el Hospital de Can Mises de esta especialidad, ahora mismo sólo dos están cubiertas. El problema, como siempre, es el capricho del Govern de izquierdas que preside la socialista Francina Armengol de la obligación de saber catalán para atender a los enfermos de cáncer y a todos los pacientes en general. A este problema se añade el desorbitado precio de la vivienda en Ibiza y Formetera.

La precaria situación en el servicio de oncología de Ibiza se ha visto acentuada con la marcha del jefe de Oncología del Hospital Can Misses, Sergio Sánchez Cerrato. El oncólogo abandonará Ibiza el próximo 20 de abril después de haber permanecido once años en el puesto. En este caso su marcha no es por el requisito de la lengua. El problema surge ahora cuando se ha de encontrar un sustituto que tenga el certificado B2 de catalán, un nivel medio alto, para dirigir el área de oncología.

Ser un extraordinario especialista en oncología y contar con una larga experiencia no es suficiente para ocupar esta plaza si no se tiene el certificado de catalán.

El Govern ahora intenta poner parches y cubrir el servicio de oncología en Ibiza y Formentera desplazando de forma puntual a especialistas desde Mallorca, una medida urgente que ya ha empezado a poner en práctica. Para los pacientes esto no es ninguna solución, la solución es cambiar la ley y levantar el veto del catalán. Lo mismo opina el Sindicato Médico.

Los familiares de un paciente han comentado a OKDIARIO que el continuo cambio de oncólogo les genera un grave problema. «Mi padre llevaba cinco años siguiendo el tratamiento de un oncólogo, un especialista con el que tenía confianza y que conocía todos los achaques del enfermo. Ahora se ve obligado a ser atendido por otros médicos que no conoce», dicen.

Precisamente este martes, en el pleno del Parlament balear, la diputada ibicenca del PP, Tania Marí, se ha encarado con la consellera de Salud, Patricia Gómez, por el deficiente servicio de oncología en Ibiza por culpa del requisito del catalán. «La huida de los oncólogos del Hospital de Ibiza es un escándalo nacional», le ha dicho la diputado del PP a la consellera de Salud.

La falta de médicos en Ibiza no afecta sólo al servicio de oncología. Hay 40 plazas vacantes de especialista y 20 de facultativos de Atención Primaria. También había hasta hace tres meses siete vacantes en Urgencias pero aquí el Govern de Armengol no tuvo más remedio que incumplir su propia ley que obliga a saber catalán y rectificó la convocatoria para cubrir estas plazas. El hecho es que se presentaron cinco médicos a  la convocatoria pero tres de ellos quedaron excluidos por no disponer del nivel B2 de catalán que se exigía.

Ante esta situación, la Conselleria de Salud modificó las bases de la convocatoria y eliminó el requisito del catalán incumpliendo así la ley que aprobó en 2016 el pacto de izquierdas que gobierna en Baleares. Esta ley establece que el conocimiento del catalán es un requisito para acceder a una plaza pública en la sanidad balear.

El Sindicato Médico de Baleares (Simebal) ya advirtió recientemente de que en estos momentos era un tremendo error exigir el nivel B2 de catalán a los facultativos que querían optar a estas plazas de Urgencias y denunció que la consellera Patricia Gómez «no dijo la verdad cuando aseguró que nadie iba a quedar excluido por no saber catalán». Son palabras de Antonio Pallicer, delegado de Simebal en Ibiza. Para Pallicer «es lamentable excluir de manera directa a profesionales por el simple hecho de no contar con el título habilitante de catalán».

El Sindicato Médico en Baleares también denuncia que «es lamentable que haya plazas sin cubrir en Menorca, Ibiza y Formentera por el requisito del catalán» y exige al Govern que adapte su política lingüística a las necesidades de la salud.

A principios del pasado año, el Área de Salud de Ibiza y Formentera ya informó de que la marcha de profesionales a otras comunidades y las jubilaciones habían dejado muchas plazas vacantes. Son plazas que no se han podido cubrir en la mayoría de casos por falta de médicos dispuestos a aprender catalán para poder trabajar en las Islas.

Sólo en el Hospital Can Mises de Ibiza, a mediados del año pasado había un déficit de 15 médicos para completar las plantillas.  Eran una plaza Otorrinolaringología; una en Endocrinología; una en Neumonología; una en Oncología; una en Medicina Interna; cuatro en Anestesiología; cinco en Radiología; y una en Microbiología. Sólo una mínima parte de estas plazas se ha podido cubrir desde entonces.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias