Otras Series

7 series donde la música es la auténtica protagonista

Empire triunfa en la parrilla con sus temas originales.
0 Comentar

¿Existe un tándem más perfecto que el formado por la música y la ficción seriada? No lo creo. Ambas materias crean con su colaboración productos que emocionan al espectador, gracias a una dosis adicional de ritmo y entusiasmo. Con motivo del Día Internacional de la Música, que se celebra hoy mismo en gran parte del mundo, hemos querido hacer un repaso por todas aquellas producciones que incluyeron la música como parte indispensable de su elenco protagonista. Nadie puede negar el poder de una hermosa melodía a la hora de enriquecer las imágenes que se emiten en pantalla. No solo en la televisión, sino también en otros medios como el cine o el teatro.

La banda sonora es para muchos un pilar fundamental dentro de cualquier producción audiovisual. Además, esta actúa habitualmente como plataforma para dar a conocer grupos desconocidos que luchan por un hueco en la industria. ¿Y qué mejor trampolín que utilizar una de tus canciones en la serie de mayor éxito del momento? En otros casos, se recurre al uso de contenido original, temas compuestos especialmente para la ocasión. Aunque esta no sea una técnica muy empleada, las pocas series que se arman de valor para llevarla a cabo consiguen dotar a la trama de mayor calidad y realismo. El punto intermedio en esta relación ya consolidada son las cover, versiones de clásicos que ya han triunfado a las que aportan un toque fresco y contemporáneo.

A pesar de la importancia de la música dentro del proceso de producción, en algunas series también es posible disfrutar de los cameos más sorprendentes. Mariah Carey, The Killers, Sigur Ros, Katy Perry, Snoop Dogg, Prince o David Bowie son solo algunos de los artistas que han querido formar parte de esta colaboración con siglos de historia.

The Get Down

Sabemos el fatídico destino que la serie de Netflix ha sufrido recientemente, pero eso no quita que estemos ante una de las producciones más ambiciosas del ámbito musical. A todos nos sorprendió la cancelación de The Get Down, pues la mayoría de sus espectadores destacaron el increíble realismo de sus tramas. Ambientada en la década de los 70, esta joya llena de ritmo y armonía representó en su primera temporada la edad de oro de la música disco. Así como los inicios del hip hop en las entrañas del famoso barrio del Bronx. La crítica la describió como “un espléndido y fantástico tapiz de la leyenda de la música y la historia urbana”. Y no es para menos, pues su creador fue el mismísimo Baz Luhrmann, toda una figura del cine más visual.

Empire

¿Quién no adora a la familia Lyon en su totalidad? A pesar de que Cookie acapara toda la atención posible, el resto de personajes también conforman uno de los repartos más intensos y potentes del panorama actual. Empire es la mezcla perfecta entre el culebrón más adictivo y los temas originales de mayor proyección. Resulta imposible no mover el esqueleto cuando los hermanos Lyon suben al escenario para deleitarnos con una de sus creaciones, que abarcan todo tipo de géneros. Desde el R&B, pasando por el soul, hasta llegar al rap más puro y reivindicativo. Como curiosidad, la serie es una adaptación moderna del clásico de Shakespeare, El Rey Lear.

Glee

Dentro de la comedia también hay un puesto reservado para la mejor banda sonora. La serie de Ryan Murphy se convirtió tras su estreno en una auténtica revolución, conectando las tramas adolescentes con los éxitos musicales más reconocidos. Todo aderezado con un humor irreverente único hasta la fecha. El coro de instituto New Directions ofreció al espectador multitud de versiones adaptadas a las aventuras de sus protagonistas. Algunas de estas covers llegaron incluso a triunfar más que la obra original, gracias en parte al increíble elenco que las representaba durante cada episodio.

Nashville

La música y los culebrones parecen ir siempre de la mano. En Nashville está combinación posee un toque country de lo más particular. Connie Britton y Hayden Panettiere interpretaron algunas de las mejores baladas de la historia de la televisión, logrando permanecer en pantalla durante cuatro temporadas. La historia narraba el enfrentamiento entre dos grandes divas de la canción sureña: una joven estrella que comienza su flamante carrera sobre los escenarios y la figura que antaño acaparó todas las miradas, pero que ahora atraviesa una mala época tras más de 20 años en la profesión. El drama está asegurado.

Vinyl

La serie creada por Martin Scorsese y Mick Jagger fue uno de los batacazos más sonados de la temporada pasada. Producida por la cadena HBO, Vinyl no pasó de su primera entrega. Una noticia que sorprendió a todos, ya que la ficción contó con uno de los episodios piloto más prometedores del año. Un título respaldado por la crítica, que la encumbró hasta lo más alto del género musical. Llamativa, ruidosa, alocada y con unos temas de infarto, ¿qué más se puede pedir? Su cancelación fue provocada por el alto coste de producción, ligado al descenso de una audiencia que después la colocó en la lista de series de culto no valoradas durante su emisión.

Mozart in the jungle

A pesar del bajón considerable que la serie ha experimentado en la última temporada, Mozart in the Jungle posee una de las premisas más interesantes y originales de los últimos años. Seguramente, la gran mayoría de nosotros nunca hubiera apostado por un argumento basado en la música clásica y los componentes de una orquesta sinfónica. Sin embargo, gracias a un enfoque descarado y divertido, la ficción protagonizada por Gael García Bernal se ha convertido en uno de los productos más fructíferos de Amazon.

Smash

Aunque estamos ante un género que cuenta con un gran número de adeptos, son muchos los proyectos que han fracasado por el camino. Al igual que Vinyl y The Get Down, Smash fue presentada como una de las apuestas más lucrativas de la cadena NBC. Sin embargo, tras dos temporadas en la parrilla, la audiencia perdió todo el interés. Protagonizada por una divertidísima Debra Messing, el argumento se centra en una compañía de teatro que organiza un musical sobre la actriz Marilyn Monroe. Una estética inspirada en Broadway y las versiones pop cantadas por sus protagonistas fueron lo mejor de un material que prometía grandes triunfos.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias