Afecciones

Cómo tratar el pus en la garganta

pus en la garganta
Descubre las claves para tratar el pus en la garganta
Comentar

El dolor de garganta suele ser molesto y es provocado por diversas afecciones: faringitis, laringitis o amigdalitis. En tales casos, pueden aparecer placas de pus cuando las amígdalas están inflamadas y esto provocar dolor o bien otro tipo de problemas.

Conoce cuáles son los síntomas y cómo tratar el pus en la garganta ya sea con medicamentos o con remedios naturales.

Tratamientos para el pus de la garganta

Ante todo, cuando tenemos una acumulación de pus en la garganta debe vernos un médico que es el que nos diagnosticará y nos dará el tratamiento a seguir según sea nuestro origen y problema.

Antibióticos. Cuando el problema es algo leve, el médico suele recomendar medicamentos a través de antibióticos. Algunas veces, los fármacos se acompañan de antitérmicos para bajar la fiebre. Existen además otros fármacos que pueden ayudar a aliviar la irritación de la garganta, pero siempre recetados por un médico.

Amigdalectomía. Cuando hay un problema de amígdalas importantes se puede requerir a la cirugía para extirparlas. Esto suele acabar con este problema que afecta a una gran parte de personas, especialmente niños.

Remedios caseros. Aunque debemos hacer caso del médico, algunos remedios caseros pueden mitigar este problema cuando no es muy importante.

Uno de ellos es beber agua tibia con miel, porque la miel suele reducir los problemas de garganta. Otro de estos remedios es hacer gárgaras con agua salada. Es fácil de preparar, tan solo necesitamos 1 taza de agua tibia y 1 cucharadita de sal y se mezcla hasta que se disuelve. Esta combinación ayuda a reducir el dolor y el malestar en la garganta, y a hacer que el pus se vaya disolviendo.

Mantenerse hidratado. Otros remedios, especialmente para prevenir el pus en la garganta tienen que ver con los hábitos que realizamos a diario. Por ejemplo mantenerse hidratado es prioritario.

Descansar. Y también lo es descansar bien para poder curarse de esta afección. Si uno tiene sueño, se debe dormir ocho horas diarias, pero si además tenemos algún problema, mucho más para sentirnos mejor al día siguiente.

Cambiar de hábitos. Se debe evitar cualquier hábito que dañe la garganta. En este sentido, se recomienda dejar de fumar porque es fuertemente perjudicial en general y en particular para la garganta

Temas

Últimas noticias