Primer equipo

CLÁSICO: REAL MADRID VS BARCELONA

Zidane quiere ser como Mou

zidane-mourinho
Zidane y Mourinho en una rueda de prensa. (AFP)
Comentar

En plena lucha por la Liga –sin descuidar el camino a la Duodécima–, Zinedine Zidane tiene la oportunidad de igualar la marca de uno de los grandes integrantes del banquillo del Real Madrid en el presente siglo. El técnico francés quiere coger el testigo de José Mourinho, último entrenador madridista que fue capaz de sumar más de dos Clásicos seguidos sin conocer la derrota, en una racha que finalizó en 2013, ya sin el luso como técnico.

Mourinho, que se distinguió en su trayectoria como técnico blanco por su lucha fratricida con el Barcelona de Guardiola, uno de los mejores de la historia culé, logró entre abril de 2012 y marzo de 2013 mantenerse invicto en Liga frente al conjunto azulgrana, con dos victorias y un empate como resultados.

Ahora, Zidane, que también ha mostrado su nivel en estos choques señalados, se encuentra con la oportunidad de empatar con su homólogo portugués, y además puede hacerlo en su primera oportunidad, ya que solo acumula dos Clásicos en el banquillo madridista como primer entrenador.

El primer Clásico coincidió con la confirmación del técnico francés en la élite de los entrenadores mundiales. Conocido en su corta trayectoria por manejar de manera más que notable el vestuario, en el caso del primer equipo del Real Madrid desestructurado tras la salida de Rafa Benítez, frente al Barcelona sumó a esta capacidad de gestión un entramado defensivo que hizo imposible el avance de los atacantes culés, que siempre encontraban madridistas en su camino con constantes ayudas que acabaron significando el triunfo merengue por 1-2.

Ya en la presente temporada, donde no ha habido más que un enfrentamiento hasta el momento, Zidane también puede sacar conclusiones positivas del choque liguero en el que su Madrid se llevó un valioso empate del Camp Nou. A pesar del gol de Sergio Ramos a última hora, los blancos tuvieron momentos de dominio y poderío en varios tramos del partido y pudieron llevarse un premio que mantiene a Zizou como invicto en los Clásicos como primer técnico.

Después de dos Clásicos en territorio comanche, a Zidane le llega la hora de demostrar frente a su público con el eterno rival enfrente, en un partido en el que, además, el Madrid puede encarrilar de forma casi definitiva un título de Liga que se lleva atragantando desde 2012, cuando era precisamente José Mourinho el técnico madridista que llevó por última vez el trofeo doméstico a las vitrinas del Santiago Bernabéu.

Últimas noticias