Madrid
Ministro de Consumo

Garzón tiene a su tercer hijo en un hospital de gestión privada por el que IU critica a Ayuso

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha sido padre. Su tercer hijo ha nacido en un hospital público de gestión privada de la Comunidad de Madrid, un modelo criticado por su partido político. El centro es gestionado por el grupo privado Ribera Salud, cuyo accionista principal es un grupo sanitario privado francés llamado Vivalto-Santé. A pesar de esto, Garzón en la presentación en sociedad de su tercer hijo, llamado Robin, ha dado las gracias a la sanidad pública en sus comentarios en redes sociales.

El Hospital de Torrejón de Ardoz es de titularidad pública pero gestionado por una empresa privada. Un sistema denostado en innumerables ocasiones por Izquierda Unida, formación política que lidera Garzón. «Hoy somos uno más en la familia… Robin ha decidido nacer este 14 de enero y llenarnos de felicidad. Anna está muy bien, y Olivia y Chloe están deseando conocer a su hermano. El trabajo de los profesionales de la sanidad pública ha sido extraordinario: millones de gracias», ha expresado el ministro, olvidando que ha sido muy combativo contra este modelo de sanidad pública impulsado por el equipo de Esperanza Aguirre.

El grupo Ribera, especialista en gestión sanitaria, se encarga de su día a día. Se puso en marcha en 2011 con el modelo de concesión sanitaria, y atiende a más de 150.000 habitantes. Cuenta con una amplísima cartera de servicios e instalaciones. Contiene 250 camas en habitaciones individuales, 20 puestos de hospital de día, 83 puestos de atención de urgencias, 8 salas de dilatación y parto y 16 puestos de diálisis. Además, dispone de dos TAC multicorte, un Sistema Digital de Radiología general, un equipo portátil RX convencional y una mesa de Biopsia para estereotaxia digital, entre otros servicios. Pertenece al tercer grupo sanitario privado francés, con más 50 hospitales y clínicas en el país vecino.

El centro de Torrejón, a través de sus redes sociales, ha expresado: «¡Bienvenido al mundo, Robin! Alegría, amor y mucho cariño. Así han recibido Anna Ruiz y @agarzon, a su tercer hijo, el pequeño Robin. (Incluyen una fotografía que acompaña estas líneas). Gracias por la confianza depositada en nuestro equipo. Ahora comienza una nueva etapa para vosotros. ¡Felicidades!».

Por su parte, el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, gobernado por Ignacio Vázquez (PP), también ha querido pronunciarse. En un comunicado oficial felicita «al ministro de Consumo y a su pareja por el nacimiento de su tercer hijo en el Hospital Universitario de Torrejón el 14 de enero, sumándose a la enhorabuena realizada por el hospital público torrejonero».

«Alberto Garzón, también coordinador federal de Izquierda Unida y diputado nacional por Unidas Podemos ha reconocido en sus redes sociales que ‘el trabajo de los profesionales de la sanidad pública ha sido extraordinario: millones de gracias’, en referencia a los trabajadores sanitarios del centro hospitalario torrejonero, indicó el máximo dirigente de Izquierda Unida en España», han celebrado.

Críticas

Estas palabras contrastan con el propio Garzón que se ha opuesto a este modelo sanitario. Ha acudido a manifestaciones a favor de la Sanidad 100% pública, ya que lo contrario, dice, choca con la democracia. «Una empresa pública puede desviarse de sus objetivos y perseguir fines que en modo alguno responden a las demandas de la población. Sin embargo, esto no es achacable al carácter público en sí mismo, sino al funcionamiento interno de la organización, es decir, a una falta de democracia en la gestión», teorizaba en un artículo.

En todo caso, el Hospital de Torrejón acumula una gran trayectoria como líder en los «partos respetados». Es un complejo médico a la última: «Es el primer hospital público de la Comunidad de Madrid que incluyó el parto en el agua como una modalidad más que pueden escoger las mujeres para dar a luz. Durante estos años se ha convertido en una referencia del Parto Respetado, con iniciativas como el Programa Piel con Piel, para la no separación del niño y su madre desde el instante del nacimiento, no sólo en el parto sino también en las cesáreas, así como el fomento de políticas de promoción de la lactancia materna de Unicef». Todo ello le ha permitido conseguir el sello de la Iniciativa por la Humanización de la Atención en el Parto y la Lactancia Materna.