Maquillaje

Cómo limpiar las brochas de maquillaje

lavar brochas de maquillaje
Guía de pasos para lavar las brochas de maquillaje correctamente

Si deseas lucir siempre un maquillaje perfecto no se debe pasar por alto ningún accesorio, pero además estos deben conservarse siempre limpios. Veamos entonces cómo limpiar limpiar y lavar las brochas de maquillaje correctamente.

Si te maquillas a diario, es importante prestar atención a los utensilios que usas para por ejemplo extender la base o aplicar las sombras de ojos, que no solo tienen que ser del tamaño adecuado, sino que además, deben estar siempre limpios y libres de gérmenes. Veamos entonces a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos cómo limpiar las brochas de maquillaje.

Siempre tienes que limpiar las brochas de maquillaje y las esponjas porque son objetos que usas en tu cara y dejarlos sucios significa, además de arruinar tu maquillaje, arriesgarte a llevar polvo y bacterias a partes muy delicadas de la cara, como ojos y boca. Si tu piel es sensible, entonces también puede experimentar irritación e infecciones de la piel, de modo que vamos a ver cómo se limpian de forma concreta, las brochas de maquillaje.

Pasos para limpiar las brochas de maquillaje

lavar brochas de maquillaje

Veamos qué hacer para mantener las brochas de maquillaje limpias, y no solo para evitar bacterias o gérmenes en la piel, sino que con una buena higiene, podrás conservar tus brochas más tiempo y evitarás la mezcla innecesaria de colores o de tonos en lo que respecta a las bases de maquillaje.

  1. Lo único que tienes que hacer para limpiar las brochas de maquillaje de forma correcta, es lavarlas bajo el grifo del agua, añadiendo un poco de jabón ya sea uno neutro, o también puedes utilizar una gotita de jabón líquido para platos.
  2. Trata de no abrir demasiado las cerdas para no dañar la brocha, en especial si estas son de cerdas naturales, pero si están muy sucias, la mejor opción es dejarlas durante unos minutos sumergidas en un vaso que contenga agua caliente y jabón.
  3. Ten cuidado de no dejar que el mango y la base mojen, ya que podrían dañarse. En la base hay, de hecho, algunas colas que mantienen juntas las cerdas.
  4. Volvamos a la limpieza en detalle. Masajea la parte superior, donde están las cerdas, e inmediatamente verás que los pigmentos de color van saliendo de la brocha. Haz movimientos circulares y trata de no ser demasiado agresivo o perderán su forma original. Cuando haya desaparecido toda la suciedad, enjuaga con abundante agua para evitar dejar rastros de jabón.
  5. Aprieta ligeramente para escurrir las cerdas, y deja la brocha al aire para que se seque de forma natural, sin que las cerdas se apelmacen.
  6. Lo mejor es que coloques las brochas del revés, especialmente si el mango está hecho de madera, para mantener su forma original. Si no tiene forma, también puedes dejar que se sequen horizontalmente sobre un paño de algodón o una toalla, tratando de restaurar su forma con las manos.
  7. Las brochas para los ojos, que son mucho más pequeñas, se secarán en unas dos horas, mientras que las más grandes pueden tardar en secarse toda la noche.
  8. Por otro lado cabe señalar que en el caso de utilizar brochas de pelo sintético, debes tener cuidado a la hora de elegir el jabón para la su limpieza, que debe ser absolutamente libre de alcohol o arruinaras la composición de las cerdas. Después de frotarlas con agua y jabón, deja que se sequen por completo, lejos de fuentes directas de calor.

Con estos pasos, podrás limpiar correctamente tus brochas de maquillaje, aunque es esencial que realices esta limpieza al menos cada 15 días. Lograrás que las brochas estén siempre limpias y te durarán más tiempo.

Temas

Lo último en How To

Últimas noticias

. . . . . . . . .