Surf

Cómo elegir una tabla de surf adecuada para ti

El surf es uno de los deportes más practicados en España

elegir una tabla de surf
El surf es uno de los deportes más practicados en España

El surf es uno de los deportes acuáticos más practicados en nuestro país, ya que sin duda contamos con grandes playas que en muchos casos son idóneas para surcar las olas en las mejores condiciones. Si quieres saber cómo elegir una tabla de surf, sigue leyendo y toma nota de unos cuantos consejos para poder llevarte la más adecuada para ti.

No todas las tablas de surf son válidas para todas las personas, tienen diferentes características que las hacen más adecuadas, por ejemplo, para principiantes o expertos. Una persona que comienza a hacer surf debería utilizar una tabla de iniciación, ya que le proporciona una mayor estabilidad para poder mantener el equilibrio mientras aprende.

Consejos para elegir una tabla de surf

Medidas

Las medidas de las tablas de surf se suelen reflejar en pulgadas, siendo lo recomendable para principiantes que la longitud de su tabla sea igual o mayor a 7’. Una clave a tener en cuenta sobre las medidas es que en el caso de los principiantes, deberían elegir una tabla que mida 20-30 centímetros más que la persona que la va a utilizar.

Forma

Hay tablas que son más anchas y otras más estrechas, lo cual sin duda hay que tener muy en cuenta a la hora de elegir una tabla de surf. Cuanto más ancha sea la tabla, mayor estabilidad y control te dará, lo cual resulta muy importante en la fase de aprendizaje. Lo ideal para novatos es un ancho de 20-22” y que la tabla sea gruesa en su totalidad, no solo en la parte central.

Tipos de tablas

  • Longboard: es de gran tamaño y tiene la punta redonda, está considerada la versión moderna de las primeras tablas de surf que se fabricaron. Este tipo es ideal para olas pequeñas y medianas, y si el surfista tiene mucho nivel podría coger también olas grandes con ella.
  • Malibú: se conocen también como mini-Longboard y son más pequeñas que las anteriores y con un fácil manejo, perfectas para principiantes.
  • Evolutivas: es de gran tamaño, ancha y con la punta ligeramente redondeada. Una de sus grandes ventajas es que proporciona una gran estabilidad y flotabilidad, además de un fácil manejo a pesar de su tamaño. Es preferible que la utilicen únicamente surfistas que ya tienen experiencia.
  • Shortboard: es la tabla más habitual, la estándar, diseñada para surfistas que ya tienen nivel pero quien no entiende mucho se la compra incluso siendo principiante. Proporciona un gran equilibrio, maniobrabilidad y estabilidad.
  • Gun: únicamente recomendada para surfistas con muy buen nivel ya que es alargada y estrella, afilada tanto en la cola como en la punta. Es ideal para olas muy grandes, tanto que las olas más grandes de la historia del surf se han cogido siempre sobre una de estas tablas.
  • Retro: tal y como se puede adivinar por su nombre, es un modelo inspirado en las tablas de hace varios años, sobre todo las de los años 70. Son anchas y cortas, ideales para surfistas de nivel intermedio o avanzado que quieran cabalgar olas pequeñas o medianas.
  • Fish: es un tipo de tabla corta y ancha, con la punta ligeramente redondeada y cola de golondrina. Es ideal para olas pequeñas y medianas.
  • Tow-in: estas tablas están específicamente diseñadas para ser remolcadas por una moto acuática, una lancha motora o, incluso, por un helicóptero. Es la tabla más pequeña que hay, con un diseño muy afilado para poder alcanzar grandes velocidades. No es válida para principiantes.
  • Stand Paddle Board: es el tipo de tabla más grande, tanto por longitud como por anchura y grosor. Tienen un remo flexible que te ayuda a tomar impulso y son perfectas para olas pequeñas y con poca fuerza.

¿Nueva o de segunda mano?

Cuando estás empezando, lo más recomendable es comprar una tabla de surf de segunda mano para así no hacer una gran inversión hasta que realmente sepas que quieres dedicar tiempo a esto. También las puedes alquilar y así ir probando varios tipos hasta dar con el más adecuado para ti.

Una tabla que compras nueva te puede costar unos 300 euros, calidad media, mientras que una de segunda mano puedes conseguirla por la mitad, o incluso menos.

Lo último en How To

Últimas noticias