El fiscal del Supremo que exonera a Casado es próximo a la izquierdista Unión Progresista de Fiscales

Luis Navajas Pablo Casado
El teniente fiscal del Tribunal Supremo, Luis Navajas. Foto: EFE
Comentar

Dos de los tres fiscales que exoneran a Pablo Casado en el caso de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) pertenecen o están próximos a la izquierdista Unión Progresista de Fiscales (UPF). Se trata de Luis Navajas, teniente fiscal del Supremo y firmante del texto, que aunque le califican de independiente está más próximo a esta asociación y Juan Ignacio Campos, fiscal de la Sala de lo Penal. La tercera en discordia es Pilar Fernández Valcarce pertenece a la Asociación de Fiscales (AF), más cercana a la derecha.

Navajas, Campos y Valcarce han tumbado, a través de un escrito que se ha hecho público este viernes, los argumentos expuestos por la titular del Juzgado de Instrucción nº 51 de Madrid Carmen Rodríguez-Medel en la exposición razonada elevada al Supremo.

Los tres miembros del Ministerio Fiscal se reunieron el pasado miércoles para decidir la postura a adoptar con respecto al caso de Pablo Casado. Y la postura no es otra que la de confirmar que no hay caso, que no existen pruebas suficientes de prevaricación ni de amaño por parte del actual presidente del PP en connivencia con la URJC.

Tras esta decisión han arreciado las críticas contra los miembros de la Fiscalía, hablándose incluso de una decisión politizada y partidista. Pero lo cierto es que dos de los tres fiscales que han exonerado al presidente del Partido Popular son de corte progresista: Luis Navajas, próximo a la UPF, y José Carlos Campos, perteneciente a la misma, una asociación de fiscales que siempre ha estado ligada la izquierda. La tercera, Pilar Fernández Valcarce, pertenece a la AF, más conservadora.

Los razonamientos esgrimidos por los tres fiscales se refieren a que la exposición razonada que se eleva al Tribunal Supremo “carece del sustrato necesario como para que pueda ser tenida en cuenta por el alto tribunal y justificar la apertura de un procedimiento penal con todas las consecuencias que ello conlleva”.

Los argumentos son rotundos y van directamente al fondo del asunto. Al hecho de si se le amañó el master al presidente popular o no.

“De entrada no existe dato alguno que avale ni siquiera de forma indiciaria y al menos en relación con el aforado señor Casado Blanco la afirmación que la instructora realiza en su exposición razonada -página 21- de que “don Enrique Álvarez Conde concierta con un grupo de  alumnos escogidos que se matriculen en el master pagando la tasa para que tras solicitar el reconocimiento legítimo de 40 créditos solo queden 20 por calificar”, destaca la Fiscalía.

“Carente de prueba alguna”

No se queda ahí el Ministerio Público. Destaca, además, que tampoco se sostiene la afirmación de que “Don Enrique se encarga de garantizar que cumplido con el pago de la matrícula el resto de los 20 créditos se obtenga mediante la calificación de asignaturas en las que los alumnos del grupo escogido indiciariamente no hacen nada”.

Según la Fiscalía, esa “afirmación carente de prueba alguna, no pasa de ser una mera sospecha o conjetura que como se reconoce en la propia exposición -página 6- está rechazada por ese alto tribunal a la hora de aceptar la competencia por implicación de un aforado, especialmente cuando se trata de causas seguidas también contra no aforados”.

 

Últimas noticias