Monasterio difunde un documento "aprobado por Cifuentes" demostrando que se habla de "zoofilia" en colegios

La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid sigue manteniendo que en la guía de contenidos que se ofrecen a "supuestos profesores" que luego dan cursos en la región se enumera "todo tipo de prácticas sexuales", como la zoofilia, y que se alude "hasta 38 identidades de género" con juegos que obligan a un niño a ser una niña.

Así lo ha indicado Rocío Monasterio durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum para especificar que esos talleres se prestan en los primeros cursos de ESO y esos dinamizadores van a colegios de Madrid donde dan juegos de roles, aludiendo a una denominado "caja negra", y sacan a los escolares a clase para "decirle a Juan que van a ser Valentina y luego explicarle prácticas sexuales a los demás", además de los nuevos modelos de familia.

"Y luego irá a la merienda y le dirá a sus padres que ha recibido adoctrinamiento (…) y que ha jugado durante unas horas a ser Valentina", ha planteado la aspirante a presidir la región para insistir que este tipo de contenidos es "inadecuado" que prestan personas no docentes pero que eso está recogido en las "leyes ideológicas" que aprobó "Cifuentes" y cuyas sanciones, como al director del colegio Juan Pablo II, también ha defendido la actual candidata popular, Isabel Díaz Ayuso.

En redes sociales la formación ha difundido ese manual dirigido a los prestadores de esos cursos denunciados por la formación como inadecuados para niños en el que se alude a parafilias sexuales, como la zoofilia y pedofilia.

Así, se describe los contenidos a dar en un taller en el que se alude a prácticas sexuales y se detalla entre ellas "besos, abrazos, caricias, masturbación, felación, cunnilingus, coito vaginal, coito anal, coito instrumental…" A su vez, en otro extracto se alude a paralifilas sexuales donde se alude a la zoofilia, pedofilia, catalogadas como delitos en algunas sociedades, frente a otras "totalmente aceptables" como fetichismos.

Por tanto, ha recriminado que se den estos contenidos en las aulas en lugar de centrarse en los fundamentales educativos, para lanzar una reivindicación de la "excelencia", "respeto" y la "igualdad entre hombres y mujeres" y no "determinados contenidos ideológicos o de ideología de género" que se dedican a explicar a los niños "prácticas sexuales inadecuadas".

En consecuencia, ha defendido que los padres tienen derecho a elegir los valores que reciben sus hijos en las aulas dentro de una oferta escolar variada "sin depender de determinadas ideologías". "Yo he dicho que hay unos folletos para profesores donde se enumera las clases y las cosas que hay que contar (…) Hay colegios donde se han dado estos contenidos de ideología de género y nosotros vamos a hacer frente", ha recalcado.

Además, ha defendido la introducción en el sistema educativo del PIN Parental, una medida que permitirá a los padres conocer este tipo de actividades y "salvarse" de ese tipo de contenidos, a la par que ha insistido en su voluntad de derogar "las leyes ideológicas" que Cifuentes permitió en la Asamblea para que esa ideología entrara en los colegios.

Lo último en España