Arte callejero

Carmena hace la vida imposible a artistas callejeros mientras pone alfombra roja a los manteros

Enfado entre los artistas callejeros con el Ayuntamiento de Madrid porque les prohibe la exhibición de su trabajo en las calles de la capital. Mientras los manteros campan a sus anchas, el colectivo de teatro, magia, circo o baile en la calle es perseguido y multado por la Policía.

“No podemos trabajar desde febrero porque no se nos ofrece un permiso del Ayuntamiento que ahora solo es para los músicos. Es decir, el resto de artistas no estamos dentro de lo que el permiso ofrece y no podemos trabajar. Me gustaría que el Consistorio se reuniera con nosotros y, como pasa en otras capitales europeas, que sí pudiéramos tener un permiso para actuar sin molestar”. Mario González Serrano, artista de marionetas, explica que la Policía no ha dejado de multarle por su pequeño amplificador de música sin el que no puede trabajar. Lamenta que no se le permita ni  actuar en el parque de El Retiro, donde no hay vecinos a los que molestar.

La situación, considera, es “mala” porque la Policía les está denunciando y poniendo multas y apunta además que el propio Ayuntamiento se podría beneficiar de su actividad ya que “dan alegría y magia en las calles con estas funciones gratuitas”.

“No estamos exigiendo a la gente que nos pague, sino que regalamos nuestro trabajo, nuestro arte, damos un color distinto a la ciudad; lo nuestro no es un negocio, es el niño que sonríe o el señor con traje y maletín al que se le cambia la cara tras un día malo”, dice este artista.

Regulación en elaboración

Las esculturas vivientes también están en el punto de mira del Consistorio. Denuncian que se les ha expulsado de zonas como la Puerta del Sol y la Plaza Mayor. Según la portavoz municipal, Rita Maestre, el Ayuntamiento evalúa la situación para elaborar una normativa.

Carmena hace la vida imposible a artistas callejeros mientras pone alfombra roja a los manteros
Aspecto de la Gran Vía con las aceras ampliadas.

Esa regulación, según Maestre, sería parecida a la de los músicos, a los que sí se les permite el uso de altavoces. Sin embargo, la Junta Municipal de Centro, que preside el edil Jorge García Castaño, se está mostrando inflexible con todo tipo de espectáculos no musicales.

5 meses sin funcionar

Los músicos pueden tocar durante una hora en zonas residenciales y dos en el resto. Deben respetar la distancia mínima de 75 metros entre músicos y 3 respecto a entradas a viviendas, locales y salidas de emergencias.

En un principio estaba previsto que las autorizaciones, semestrales e intransferibles, se diesen a través de la web pero, los afectados denuncian que cinco meses después no se han comenzado a expedir.

Últimas noticias