Máster Cristina Cifuentes

Los profesores del máster de Cifuentes organizaron un ‘Curso Superior sobre Falsedad Documental’

Enrique Álvarez Conde
Enrique Álvarez Conde.
Comentar

El Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (IDP-URJC) organizó un “Curso Superior Universitario sobre Falsedad Documental”. Este departamento universitario lo integran los profesores que impartieron el polémico máster de Cristina Cifuentes.

El director de ese máster es Enrique Álvarez Conde. Este viernes ha confesado que pidió a la secretaria del tribunal, Cecilia Rosado, que falsificara las firmas del acta de la defensa del tribunal del Trabajo de Fin de Máster (TFM) de Cifuentes porque el rector de la universidad le pidió que “reconstruyera” un documento.

“El rector me dice: ‘Hay que encontrar un documento, hay que reconstruir un documento’, literalmente. Le hice caso por mi responsabilidad institucional e intenté reconstruir una hipotética acta que se le envió al rector por la tarde y al subdirector del gabinete de prensa por un Gmail, pues me dijo que lo enviase desde un Gmail”, ha asegurado el director en Onda Cero.

A pesar de llevar a cabo estas prácticas de presunta falsificación, Álvarez Conde y el instituto que dirige organizó un curso sobre la “falsedad documental”, un delito puede acarrear penas de hasta 6 años de cárcel.

Los profesores del máster de Cifuentes organizaron un ‘Curso Superior sobre Falsedad Documental’
Folleto del curso. (Clic para ampliar)

El material promocional del curso, de forma casi profética, indicaba: “Los documentos en la actual sociedad adquieren una mayor importancia al ser elementos probatorios“. Mencionaba “la necesidad de conocer a fondo los diferentes medios documentales, especialmente los referidos a la identidad de las personas y a los medios económicos de financiación, como son tarjetas de crédito, débito y otros documentos mercantiles”.

El curso destacaba “la importancia de los documentos como medios de prueba, como se ve reflejada en la nueva modificación de nuestro Código Penal, especialmente lo referido a las falsificaciones documentales por particulares”.

El objetivo del título era “dar a conocer a los alumnos los conocimientos necesarios, tanto jurídicos como técnicos, para la comprobación de la veracidad y legitimidad de los diferentes tipos de documentos personales y económicos, así como iniciar a los mismos en el conocimiento de la grafística como medio científico de prueba”. Precisamente, a Álvarez Conde se le pilló por las firmas falsas del acta.

Los alumnos de este curso del IDP-URJC cursaron el tema “Introducción a la grafística. Principios de la escritura. Metodología. Análisis de la escritura con fines identificativos”.

Últimas noticias