La Mesa del Parlament decide si atiende el informe de los letrados sobre los plazos de investidura

Cataluña
La Mesa del Parlament de Cataluña, presidida por Roger Torrent. (EFE)

La Mesa del Parlament se reúne este martes a las 10.00 horas y prevé abordar los plazos para investir a un presidente de la Generalitat tras el aplazamiento del pleno que decretó el presidente de la Cámara, Roger Torrent. La clave es si la mayoría independentista atiende o no el informe de los letrados de la Cámara autonómica catalana.

Dicho informe se está ultimando para que esté listo antes de la reunión, si bien no figura en el orden del día previsto porque todavía no ha sido entregado a los miembros de la Mesa, según han explicado fuentes parlamentarias a Europa Press.

El aplazamiento del pleno generó una duda sobre los mecanismos para votar un presidente: el Parlament tiene dos meses para votar la investidura y no está claro si el tiempo empezó a correr el día que se suspendió el plenario, o aún no ha empezado la cuenta atrás porque no llegó a celebrarse el debate.

Si el escenario es el primero, el tiempo apremia a JxCat y ERC para llegar a un pacto de investidura, mientras que, si es el segundo, los dos partidos tendrían más margen para llegar a un acuerdo.

Los letrados han analizado en profundidad el reglamento del Parlament y la ley catalana de Presidencia, cuyo artículo 4.6 establece que, ‘si transcurridos dos meses desde la primera votación de investidura, ningún candidato ha sido elegido, la legislatura queda disuelta automáticamente’.

Así, ahora los letrados deben indicar si la cuenta atrás de dos meses se ha activado o no: sus indicaciones no son vinculantes, pero tendrán mucho valor para establecer un calendario de investidura y saber si las elecciones están en el horizonte de dos meses.

Dos puntos de vista

Los independentistas consideran que la cuenta atrás de dos meses no ha empezado porque no se ha llegado a hacer esa ‘primera votación de investidura’ a la que hace referencia la ley, teniendo en cuenta que el pleno ni siquiera llegó a reunirse porque Torrent lo aplazó antes.

En cambio, la oposición interpreta que sí se cumple la premisa de la ley de que ‘ningún candidato ha sido elegido’ y que debe activarse la cuenta atrás de dos meses antes de la convocatoria de elecciones.

Además, los grupos de la oposición alertan de que paralizar el calendario es un “bloqueo institucional insostenible” y que no se puede aguantar más meses sin Govern.

Alegaciones al TC

Torrent pospuso el pleno al día siguiente de que Carles Puigdemont le pidió por carta que garantizara su inmunidad parlamentaria después de que el Tribunal Constitucional (TC) prohibiera su investidura a distancia y sin permiso judicial.

Para dar “las máximas garantías” a Puigdemont, Torrent pidió a los servicios jurídicos de la Cámara que presentaran ante el TC alegaciones, cuyo plazo para hacerlo expira el 15 de febrero, y los letrados también analizan si ese periodo de alegaciones puede afectar el calendario de la investidura.

Junta de portavoces

Además de la Mesa, este martes también se reúne la Junta de Portavoces del Parlament y lo hace por primera vez esta legislatura, pues hasta la semana pasada no se acabaron de constituir los grupos.

En la reunión se abordarán temas ordinarios y el PSC quiere aprovechar para pedir que se activen las comisiones no legislativas, que son aquéllas que pueden funcionar sin necesidad de que se haya constituido un nuevo Govern.

Entre los temas que figuran en el orden del día de la reunión de portavoces, destaca la designación de senadores autonómicos —debe hacerse en un pleno específico antes de un mes— y la configuración de la nueva diputación permanente.

Comentar

Últimas noticias