Cataluña

Una agente constitucionalista de los Mossos: “Los independentistas me han destrozado la vida”

0 Comentar

OKDIARIO ha hablado con una agente de los Mossos d’Esquadra de 48 años sobre las dificultades de trabajar en la policía autonómica catalana sintiéndose española. Por miedo a “duras represalias”, quien ahora en adelante pasaremos a llamar María prefiere mantenerse en el anonimato.

María dice llevar años siendo señalada por los Mossos de Gerona por su manifiesto sentimiento español. Una “persecución”, que le ha llevado incluso a estar inmersa en un proceso disciplinario porque su madre, con su ordenador roto y sin poder entrar a su perfil de Facebook, escribió por error en el perfil de su hija cinco comentarios políticos en contra del nacionalismo e insultando al señor Puigdemont, diciéndole textualmente lo siguiente: “No tienes ni oficio ni beneficio, te puedes morir de hambre, capullo”.

“Estoy crujida. No puedo subir, no puedo ascender”

Una afirmación pública que le llevó a ser suspendida por los Mossos d’Esquadra de empleo y sueldo durante siete meses; y que ha proseguido con varios traslados a kilómetros de su domicilio. “Me habían propuesto siete meses de suspensión de empleo y sueldo por unos comentarios que hizo mi madre en mi perfil de Facebook“, insiste desesperada María, que cree que no le llevarán por lo penal porque “sería lo deseable para yo tener toda la presunción de inocencia”.

Sin embargo, la historia empeora con el paso de los días. “El mismo día que me dicen que estaré suspendida siete meses de empleo y sueldo, me paro en un semáforo, veo un Mosso d’Esquadra y digo: ‘Viva España’. Abre la ventanilla y me dice: ‘¿Qué dice señora?’; y digo, ‘que Viva España’. Y me dice: ‘Haga el favor de parar que la vamos a identificar’“.

Yo lo que necesito es salir de aquí

Actualmente y después de una depresión grave tomando antidepresivos y ansiolíticos, habiendo adelgazado 12 kilos en este tiempo, sigue de baja. “Me han destrozado mi vida, he sido señalada por todo el cuerpo de Mozos de Escuadra, han sacado a mi hijo en los medios de comunicación, han filtrado en mi lugar de trabajo hechos sobre mi expediente, han dado noticias falsas desde la misma oficina del portavoz de Gerona mintiendo y verificando que había sido yo la que había escrito el insulto al presidente”, explica desesperada María, que no se ve capaz de volver a ser Mozo de Escuadra.

La vida rodeada de independentistas

Todas mis compañeras tienen colgada la estelada, la del ‘Sí’, ‘Democracia’… Todos viven ahí y tienen sus banderas. Pero yo no me atrevo todavía a colgar la española, así que yo tengo colgado el cartel de ‘en venta'”, comienza exponiendo María a la hora de hablar su rutina.

“El subinspector que está de jefe en la sala regional me ha llamado colona, desagradecida e inadaptada”, expone María, que recuerda que aunque sentirse española en Gerona es difícil, ella es de las únicas que habla castellano en el trabajo. “A mí me han tachado de facha, pero a mí me da igual. A mí en la escuela de policía en Cataluña en el año 1997 me dijeron: ‘Si no hablas catalán te echaremos’, y le dije: ‘¿Esto me lo estás diciendo tú a nivel personal?’; y me dijo: ‘No, esto viene de arriba’. Y dije: ‘OK’; hablé catalán, y una vez fui nombrada Mosso en el Diario Oficial de la Generalitat decidí no hablar catalán nunca más. Y nunca más lo he hablado”.

“Ellos ya no me dan ningún miedo”

“Me siento avergonzada de haberme mantenido 21 años aquí, siendo consciente de que es un cuerpo completamente politizado, en el que prácticamente un 90% de los mandos son independentistas“, insiste la Mosso.

Una vez hecha la entrevista, la Mosso explicó a este periódico que “en breve darán mi nombre, apellido y dirección… porque los Mossos de Gerona son peligrosos”. “Lo que más me duele es cómo estos sinvergüenzas han filtrado datos míos para ponerme en peligro”, subraya antes de decir: “Me han destrozado la vida”.

Últimas noticias

Lo más vendido