Cataluña

La CUP utiliza la ‘kale borroka’ para hostigar a la Guardia Civil y aterrorizar a los turistas

CUP
La CUP adopta técnicas de la kale borroka para hostigar a la Guarcia Civil y sembrar el terror (Foto: Twitter)
0 Comentar

Grupos radicales independentistas en Cataluña están intensificando su hostigamiento contra la Guardia Civil y de llevar a cabo actos vandálicos en las calles. Imitan las tácticas proetarras en el País Vasco y en Navarra, denominadas comúnmente como ‘kale borroka’.

A través de las redes sociales, estos grupos buscan aumentar la crispación y movilizar a jóvenes radicales para exigir la marcha de la Guardia Civil de Cataluña y así poder hacer una declaración unilateral de independencia. Esta campaña de acoso también se desarrolla en las calles.

Estas asociaciones están vinculadas al partido anticapitalista de la CUP, que sostiene al gobierno de Carles Puigdemont, tal y como se puede comprobar en sus perfiles de las redes sociales. Una de ellas es la plataforma independentista ‘Endavant’, que se define a sí misma como una “organización socialista de liberación nacional” de los supuestos “Països Catalans”.

Las publicaciones de su cuenta de Twitter oficial tienen un objetivo claro: la Guardia Civil. No dudan en pedir públicamente que los agentes de la Benemérita abandonen Cataluña, mediante mensajes amenazadores.

“¡Ayer, hoy y hasta que se marchen, fuera las fuerzas de ocupación de los Países Catalanes!”, exige la agrupación radical, adjuntando imágenes de varios agentes de la Benemérita. “La guerra sucia del estado y la represión de la Guardia Civil contra el independentismo no es ninguna novedad”, añaden.

“La izquierda independentista sabemos por propia experiencia que sólo con la firmeza y la no legitimación de su legalidad se puede hacer frente a la represión y convertirla en apoyo político al proyecto independentista“, afirman la asociación independentista.

Desde su perfil también se comparten imágenes de las pintadas realizadas en las calles. “Que se vayan”, “Fuera” u “Os quedan 89 días”, son algunas de sus proclamas junto a la banderas independentistas catalanas. Con su mensaje de “os quedan 89 días” hacen alusión al referéndum ilegal del próximo 1 de octubre.

El cuartel de la Guardia Civil de la calle Travessera de Gràcia (Barcelona), es la diana de estas pintadas. Esto se debe a que los agentes de esta sede son los que procedieron a registrar hace unas semanas el Parlament y la Generalitat por el caso del 3%. En este cuartel también residen los efectivos que procedieron a interrogar a altos cargos del Govern por los preparativos del 1-O. “Os quedan 89 días. ¡Adiós, tricornios”, rezan las pintadas.

Atacan al turismo

Otro grupo radical es el de ‘Arran’, una organización juvenil de la izquierda independentista en Cataluña también vinculada a la CUP. Sus miembros fueron los autores del asalto al autobús turístico en Barcelona la semana pasada.

Cuatro encapuchados asaltaron el vehículo turístico para escribir una pintada en la parte delantera contra el turismo de la ciudad, al tiempo que pincharon también una rueda. “¡No es turismofobia, es autodefensa contra el ‘barriocidio’!”, manifestado este grupo a través de las redes sociales.

La portavoz de este formación antisistema, Laura Flores, ha advertido de que “no tienen previsto pagar los desperfectos del autobús“. Así lo ha destacado en una entrevista concedida este lunes a Rac1. Tampoco ha descartado que vaya a haber nuevos ataques en las calles, alegando que “es una manera más de protesta, igual de legítima que las manifestaciones”. “Actuaremos como creemos que sea necesario en cada contexto”, ha agregado.

‘Arran’ también ha sido la encargada de difundir el escrache de este lunes, convocado por la CUP, contra la sede de la Guardia Civil en el barrio de Gràcia. Esta movilización acabó con enfrentamientos entre los radicales independentistas y los defensores de la Benemérita, que también se habían concentrado para plantarles cara.

En varias ocasiones han atacado e intentado entrar en la sede del PPC en Barcelona. Dirigentes de la CUP como la diputada Anna Gabriel y el ex parlamentario David Fernández, les acompañaron en estos escraches.

 

Los vínculos de la CUP con los proetarras

Estas acciones muestran que los radicales de la CUP buscan copiar la estrategia de los abertzales en el País Vasco y en Navarra: protagonizar actos vandálicos en las calles y poner en el blanco de la ira independentistas a la Guardia Civil.

Los vínculos entre los proetarras y los independentistas se han dejado ver en más de una ocasión. El líder aberzale y dirigente de EH Bildu, Arnaldo Otegi, expresó su apoyo al concejal de la CUP en Vic, Joan Coma.

Coma tuvo que declarar el pasado mes de diciembre en la Audiencia Nacional por supuesto delito de incitación a la sedición por llamar a la desobediencia durante un pleno de diciembre de 2015. Meses después se archivó la causa.

Dos concejalas de la CUP colgaron una bandera a favor de los presos etarras durante un pleno en el ayuntamiento de Sant Joan les Fonts (Gerona), cerca de la frontera con Francia. El alcalde la localidad, Joan Espona, del PDeCAT, obligó a retirar la bandera proetarra, en arreglo a la ley.

Últimas noticias

Lo más vendido