Franco saltó a la fama al asegurar que “Madrid es una nación”

José Manuel Franco
José Manuel Franco y Pedro Sánchez.
Comentar

José Manuel Franco saltó a la fama al asegurar que “Madrid es una nación”. El mismo hombre que ahora impulsa la moción de censura contra Cristina Cifuentes por haberse inventado un máster, según sus propias palabras, falseó en su curriculum una licenciatura en Matemáticas inventada y, además, se convirtió en todo un fenómeno viral al afirmar que “Madrid era nación”.

El entonces candidato a la Secretaría General del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, y ahora líder máximo de los socialistas en esa comunidad entró en los titulares asegurando que Madrid también era nación.

Sus palabras fueron pronunciadas en plena lluvia de afirmaciones enloquecidas por parte de los socialistas con respecto a la nación. Fue la época en la que Pedro Sánchez afirmaba que “España era nación de naciones” y que “en España había, al menos, cuatro naciones”.

El secretario general de Ferraz debió de catapultar a Franco con aquellas reflexiones. Y es que Sánchez afirmaba por aquellas fechas que “España era una nación”, pero “plurinacional”, porque albergaba “al menos” a “Cataluña, País Vasco y Galicia”, que eran naciones, pero, a su vez, eran una en España, que era otra. Es decir, cuatro en total, “al menos”.

Y Franco decidió saltar al ruedo siguiendo al líder: “Madrid tiene que ser una entidad más en ese Estado“. “Si tiene que ser nación, nación. Si el Estado es plurinacional, como nosotros defendemos, que sea una nación dentro del Estado español. No debe asustarnos el nombre”, señaló.
Es decir, que con Madrid, ya eran cinco. “Al menos”. Pero cinco y una a la vez.

Preguntado acto seguido el ahora líder de los socialistas madrileños por cuántas naciones había en esa España plurinacional, Franco elevó la apuesta. Sin llegar al infinito, pero casi más allá: “Las mismas que comunidades autónomas, cada una con su singularidad”.

Con lo que ya no eran cinco. Ascendían de golpe a 17. Pero, siguiendo la lógica de Sánchez, 17 más una. Porque España era otra y todas a la vez. Con lo que la suma total quedaba -por entonces y a la espera de descubrir nuevas naciones-, en 18.

“Vamos a lograr que España tenga una configuración federal, pero la soberanía va a seguir residiendo en el Estado español”, aclaraba Franco acto seguido.

Es decir, que llegaban a 18, pero con una soberanía. Porque eran plurinacionales. Y federales. Y todas singulares. Y todas nación. Pero a su vez sólo eran una. Es de suponer que, todo ello, “al menos”.

Últimas noticias