NO SIN MI PALO SELFIE

Carlos Herrera: “El alemán tenía más razón que un santo, tendrían que acabar todos en la cárcel”

Comentar

Carlos Herrera dedica su ‘No sin mi palo selfie’ de esta semana a la segunda vez en pocos días que el presidente del Parlament, Roger Torrent, se lleva un buen baño de realidad en un acto público. La primera fue cuando, en el Colegio de Abogados de Barcelona, se refirió a los golpistas entre rejas como “presos políticos” ante altos cargos judiciales, incluido el ministro del ramo, Rafael Catalá.

La segunda, este martes, en un coloquio organizado por el Círculo de Directivos de Habla Alemana del Círculo Ecuestre. Uno de los asistentes, harto del sainete independentista y en una imagen que ha traspasado fronteras –sobre todo por la cara que se le queda a Torrent-, no pudo reprimirse que todos los responsables del llamado procés deberían acabar en la cárcel.

“¿Se han dado cuenta de que hay tres colectivos que dicen siempre la verdad? Son los niños, los ancianos y los alemanes”, afirma Herrera, que se pregunta “cuántos empresarios españoles han pensado en eso y lo reconocen en privado pero no se lo han dicho nunca, que en público no se atreven”.

“Disparate, esperpento”

El periodista justifica al valiente espontáneo que se propuso decir las cosas como son, más aún tras conocer el acuerdo entre JxCat y ERC para conseguir los cuatro votos de la CUP “para la investidura de un candidato que no puede ser presidente al estar en la cárcel”, que incluye un nuevo referéndum con el guión seguido para el del pasado 1 de octubre.

“Es una forma de alargar el ensimismamiento, el disparate, el esperpento, esa bola impenetrable en cuyo interior pasan las cosas que nada tienen que ver con la calle, con que no arranca la economía o no vienen las inversiones”. La última ocurrencia, también en ese pacto JxCat-ERC, una “asamblea extraparlamentaria en Bruselas” al estilo de la que se ha inventado Nicolás Maduro en Venezuela, relata el flamante colaborador de OKDIARIO.

“El señor alemán tenía más razón que un santo, tendrían que acabar todos en la cárcel”, concluye Herrera.

Últimas noticias