España

Atentados yihadistas en Cataluña

El correo de la policía belga a los Mossos: “Cuanta más información puedas compartir, ¡mejor!”

Josep Lluís Trapero
José Luis Trapero y Joaquim Forn
0 Comentar

El correo electrónico que un policía de Vilvoorde (Bélgica) envió en 2016 a un agente de los Mossos d’Esquadra solicitaba si era posible hacer una averiguación sobre Abdelbaki es Satty, que quería trabajar de imán en esa localidad: “Cuanta más información puedas compartir sobre este individuo, ¡mejor!”.

El correo, a cuyo contenido ha tenido acceso Efe, fue remitido en enero de 2016, cuando el supuesto cerebro de la célula terrorista que la semana pasada atentó en La Rambla de Barcelona y en Cambrils (Tarragona), el imán de Ripoll (Gerona) se encontraba buscando trabajo en Vilvoorde como imán, aunque tenía planteado regresar a Cataluña en febrero.

Esta petición de información, que no era oficial y tenía un carácter informal, procedía de un policía con responsabilidades en el ámbito de proximidad en Vilvoorde, que lo envió en enero de 2016 al correo electrónico particular de un mosso d’esquadra a quien había conocido meses antes en unas jornadas.

“Quería pedirte si hay la posibilidad de indagar sobre una persona que quiere trabajar aquí, en Vilvoorde, como imán. En el fichero adjunto encontrarás su identidad. Sé que se está planteando ir a Barcelona en febrero y que está casado allí. Cuanta más información puedas compartir sobre este individuo, ¡mejor!”, indicaba el policía belga en su mensaje, en relación a su petición de información sobre Abdelbaki es Satty.

El policía belga, que envió el mensaje al correo electrónico personal del mosso, concluía su petición de información de forma informal, con una afectuosa despedida: “Espero tener noticias tuyas muy pronto. ‘Muchos gracias senior ;-)’ (sic). Salutaciones”.

Tras recibir este correo, el mosso buscó en la base de datos de la policía catalana, en la que no constaba ningún dato sobre el imán, por lo que, en la respuesta a su colega, especificó que no les constaba nada de Es Satty, que murió la madrugada del pasado jueves en la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) en la que la célula preparaba los explosivos para atentar en Barcelona.

No obstante, en el correo electrónico de respuesta, el mosso sí detalló que había una persona con el mismo apellido que el imán, Mustafa es Satty, que había sido investigado en 2006 en una operación contra el yihadismo en 2006 en una mezquita de Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

No es un fallo, según Forn

El conseller de Interior, Joaquim Forn, ha asegurado hoy que la policía belga se limitó a pedir “de forma absolutamente informal” a los Mossos información sobre el imán de Ripoll, sin alertarles del mismo.

En rueda de prensa en Cambrils (Tarragona), una de las localidades golpeadas por los atentados terroristas de la semana pasada en Cataluña, Forn ha negado que los Mossos hayan cometido un “fallo” en su contacto informal con la policía de Vilvoorde (Bélgica), ya que en ningún momento les ha constado que el imán fuera una persona “investigada” o “peligrosa”.

“No es un fallo, principalmente porque se nos pide información. Damos la que tenemos y en ningún momento nos consta que (el imán) estuviese investigado y que sea peligroso. Si se nos hubieran informado de ello, se habría actuado de otra manera”, ha alegado el conseller.

El conseller se ha mostrado muy molesto por el hecho de que, en un momento en el que Estado Islámico ha amenazado por vídeo a España, tras los atentados de la semana pasada en Barcelona y Cambrils, la “preocupación” de algunos medios sea ahora, a su juicio, “ensuciar” y “desacreditar” la labor de los Mossos.

Últimas noticias

Lo más vendido