España

Moñux y Ossorio no han llegado a un acuerdo de conciliación y el conflicto sigue adelante

Portavoz del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio. (CAM)

El abogado del portavoz del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid, Enrique Ossorio, y el de la diputada regional, Elena González-Moñux, no ha conseguido llegar a un acuerdo tras el acto de conciliación que se ha celebrado este miércoles.

La diputada del PP denunció a su portavoz por acoso laboral y él le devolvió la demanda por un delito de injurias y calumnias contra él. Un días después de que la Fiscalía pidiera que se archivara el caso, ya que consideró que no existía ningún delito de acoso, los abogados de ambos se han reunido en un acto de conciliación en el que no han conseguido acordar nada.

Por su parte, Ossorio ha considerado que la falta de acuerdo es “un nuevo revés judicial” hacia su demandante. Tras la deliberación de la Fiscalía, que concluye que la diputada González-Moñux no ha sido víctima de ningún delito, Ossorio aclaró que seguirá adelante con su demanda contra ella por injurias.

Por tanto, al no haber llegado a ningún acuerdo previo entre sus defensores, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid será quien decida si archiva el caso como pide la Fiscalía. De ser así, el portavoz popular ya ha advertido que mantendrá la demanda porque su compañera de partido le ha “calumniado con una denuncia falsa, y eso es un delito grave”, explicaba Ossorio tras conocer la petición de la Fiscalía.

El portavoz del grupo parlamentario de Cristina Cifuentes ha manifestado que durante todo este proceso lo ha “pasado fatal” porque se le ha puesto en duda a través de una denuncia falsa. En consecuencia, Ossorio ha aclarado que en el caso de que el TSJM falle a su favor destinará todo el dinero que su compañera de partido le dé “a comedores sociales” porque no quiere “ni un solo euro de ella”.

La posibilidad de que se frenara el proceso judicial gracias a un acuerdo entre ambas partes ha concluido sin éxito. La semana pasada el abogado de la diputada Moñux adelantaba que no iba a hacer conciliación por lo que el conflicto entre los populares de la Asamblea madrileña sigue vigente.

Los Presupuestos en jaque

La diputada se encuentra de baja por depresión desde octubre y, a pesar de ser un único voto, desequilibra la estabilidad del Gobierno popular. Sin ella, la unión de PP y Ciudadanos acumula los mismos apoyos que el PSOE y Podemos juntos. Esto haría imposible la aprobación de los Presupuestos si la representante de baja decide no acudir a votar, como ha hecho hasta ahora.

Ossorio, ha mostrado su esperanza en que la diputada que le ha denunciado, en todo caso, acuda a la votación cuando ésta sea convocada. El resto de la formación, que ha apoyado sin fisuras desde el principio a su portavoz, y los demás partidos confían que este problema interno del PP se pueda solucionar antes de la votación o que Moñux acuda a votar el día de los presupuestos por responsabilidad, ya que se podría bloquear la legislatura sólo un año y medio después de haber comenzado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies