Correos no está preparada para la Navidad: miles de paquetes no han llegado a sus destinos 

Correos
Furgonetas de reparto de Correos (Foto: Correos)

Cientos de clientes de Correos no han recibido aún sus paquetes navideños. La falta de personal en la compañía ha provocado que los paquetes se acumulen en el aeropuerto madrileño Adolfo Suárez-Barajas. En total, según fuentes de la compañía y trabajadores, hay aproximadamente entre 500.000 y 600.000 paquetes sin enviar.

Existe una demora de más de un mes en la entrega de algunos pedidos y todos “están a la intemperie: si llueve, se empapan”, indican.

La mayoría de las planchas, según ha podido confirmar OKDIARIO, son de procedencia china, turca y emiratíes. “Vienen de allí y no se han repartido aún aquí. No se ha registrado la entrada y es como si no hubiesen llegado“, apuntan.

Certificados, ordinarios y ‘urgentes’

“Pueden ser tanto certificados como ordinarios e incluso, puede haber algún paquete urgente en las sacas” de Barajas.

En total, hay una acumulación de 90 a 100 planchas, que son bases de hierro donde se encuentran las sacas que contienen los paquetes de envío. Cada plancha puede tener sesenta sacas y cada saca, a su vez, puede tener un máximo de 100 envíos aproximadamente.

Si en vez de mirar la cantidad, miramos el peso, tenemos que tener en cuenta que en cada saca puede haber un total de 30 kilos.

En total, los trabajadores de Correos explican que la compañía tiene alquiladas en las pistas de Aena un total de tres tangos. Así se llaman los espacios donde se encuentran las planchas.

Falta de personal

Los trabajadores de Correos ya advirtieron a OKDIARIO de que esta situación podría producirse. “Hay oficinas que están colapsadas por falta de personal. Esto se traduce en retrasos en la entrega de las cartas y las tarjetas postales entre dos y diez días; así como en los servicios de paquetería también hay retrasos en las entregas de entre tres y cuatro días. La falta de contratación afecta directamente al usuario y todos sabemos que aumenta la paquetería durante la campaña de Navidad: si hay más paquetes y no contratan más personas, habrá retrasos”, explicaban con preocupación algunos de ellos el pasado mes de diciembre.

El problema reside fundamentalmente en que la plantilla de Correos se ha ido reduciendo a medida que pasan los años, a la par que aumentan sus usuarios. Sin ir más lejos, en 2016 redujeron la plantilla un 2,15%, hasta los 51.383 empleados y a día de hoy, en 2017, cuentan con casi 50.000 empleados. Esto, en cifras, se traduce en casi 1.400 empleados menos en 2017.

Temas

Comentar

Últimas noticias