Expertos ven posible un país abastecido al 100% por energías renovables

Expertos ven posible un país abastecido al 100% por energías renovables
Aerogeneradores de energía renovable (Getty)
Comentar

¿Podríamos decir que un país podría ser sostenido solo con renovables? Hay respuestas más o menos optimistas, pero la respuesta hoy por hoy es no, al menos en 2017. Fíenlo un poco más largo. Los expertos alegan que la fuente de sol y viento es muy irregular, la energía limpia no se puede almacenar si sobra generación y se necesita que las centrales convencionales estén listas si la generación de renovables cayese. Esperen, a ver si les convencen los optimistas de las renovables. 

Por otro lado, señalan los más pesimistas, no hay suficiente capacidad de generación con renovable hoy día para abastecer toda la demanda eléctrica. En esto tienen razón, de momento, pero solamente podemos mirar al futuro y a otros países como Costa Rica que han conseguido abastecer su demanda durante 76 días seguidos de renovables. El Observatorio Crítico de la Energía (OCE) afirma, tras analizar el sistema francés y la tesis de Santiago Galbete, de Acciona, que dicen que las renovables 100% son “técnicamente posible y económicamente conveniente”, pero consideran que “no hay voluntad política.

Pero al contestar a esta pregunta, si es posible que España sea un país dotado de un alto porcentaje de energías renovables, hemos encontrado una respuesta entusiasta, positiva y optimista. Fernando Ferrando, vicepresidente de Fundación Renovables, cree que “sí, absolutamente sí, sobre todo porque las dos terceras partes de las energías limpias están centradas en el transporte y la construcción”. Desencaminado no va, de hecho, su experiencia en el mundo de la energía durante 40 años le avala. Ferrando insiste en confirmar que no podremos conseguir un país abastecido 100% con energía renovable en 2017, “pero sí nos vamos a 2050 perfectamente te diré que sí”.

A pesar de los obstáculos políticos con los que se encuentran las renovables, este tipo de energía será la necesaria si pensamos que el mundo no debe acabar aquí, o mejor dicho, si no queremos acabar con el mundo. Los gases de efecto invernadero han aumentado hasta un nivel máximo en 2015, el dióxido de carbono se ha colocado un 44% por encima de los niveles previos a la Revolución Industrial, según cifras de la ONU. En 2016 la cifra sigue aumentando, a pesar del Acuerdo de París, una reunión en la que se llegó al compromiso de eliminar de manera progresiva el uso de combustibles fósiles (crudo, carbón o gas natural) a favor de la energía renovable en la segunda mitad del S.XXI.

¿Estamos camino de ello? Desde la Fundación Renovables defienden en OKDIARIO que hay que electrificar la demanda que hay mediante renovables con “un sistema de consumo eficiente. En 2050 ninguna de las centrales actuales estará funcionando, habrá acabo su vida útil.” En 2014 las renovables generaron el 43% de la demanda peninsular, y “el 21 de noviembre de 2015, más del 70% de esta demanda se cubrió mediante energía eólica con crear problemas con el sistema eléctrico”, alegan desde el OCE. La tesis del director de Proyectos Internacionales de Acciona Energía estima que el coste en 2050 estaría comprendido entre los 84 y los 107 €/MWh, eso sí, defiende que se debe actualizar el coste de las tecnologías renovables, más concretamente la fotovoltaica.

El problema del almacenaje de renovables

De cara a los problemas de almacenaje de este tipo de energía, Ferrando cree que lo verdaderamente importante es gestionar de una manera eficiente la demanda, insiste en ello varias veces. De hecho, describe una casa en la que es posible tener dos placas solares fotovoltaicas y generar mi energía para la demanda doméstica y almacenarlo en mi moto o coche eléctrico. O sea, es almacenable y más económico porque un panel de energía solar de 0,40 euros/W, antes valía 5 meses más”.

Coche eléctrico recargando (Foto: Getty)
Coche eléctrico recargando (Foto: Getty)

El ex director de Sostenibilidad de Endesa pone como ejemplo la presencia en las calles hace dos años de los “Car to Go”, “son eléctricos, ¿quién lo hubiera pensado hace dos años? No, no es ciencia ficción, cada día hay más coches eléctricos en las calles”. Con la mirada puesta en el horizonte, mirando más allá de lo que se puede ver a simple vista, la Comisión Europea quiere proponer una nueva norma en torno a los coches eléctricos. Va a proponer que se instalen cargadores para estos vehículos en cada edificio rehabilitado y en nuevas construcciones. De momento es solo un borrador, pero quieren que entre en vigor en 2019, se espera que en 2023 el 10% de los parkings tengas zonas de recarga.

Los fabricantes automovilísticos no se pueden dormir en los laureles, si quieren ser referencia en el sector deberán apostar en serio por los coches eléctricos. ¿Por qué? En Noruega y Países Bajos se están planteando prohibir la venta de coches de gasolina y diésel a partir de 2025. No es de extrañar que la estela sea seguida. El problema de este tipo de coches, de momento, es su autonomía. El asunto de las baterías es complejo, aún no se ha logrado dar con la tecla justa para elevar la duración de la misma.

La electricidad, un bien necesario

La electricidad es un bien del que no podemos deshacernos, lo necesitamos para el día a día, la ventaja es que es una necesidad que puede cubrirse con generación de renovables, una energía que puede generarse en suelo español. Por eso la OCE habla de  un sistema “económicamente conveniente”, es una energía que convierte a España en independiente. Adiós al petróleo que no tenemos, adiós al gas que tampoco podemos generar. “Estamos haciendo una política que favorece a energías como el gas o el petróleo, energías que no tenemos y que son contaminantes”, defiende Ferrando en OKDIARIO.

Lo que demandan los expertos que defienden estas energías limpias que estarían alineadas con el medio ambiente es voluntad política, compromiso político para llegar a se 100% sostenibles. Ferrando, desde Fundación Renovables, afirma que o ha habido política energética, “ni con el PP ahora, ni con el PSOE antes. Es más, la izquierda mira al pasado porque defiende energías como el carbón, el resto de formaciones está en el presente, ¿es que nadie piensa en el futuro?”.

Miremos dentro de 35 años y piensen que, seguramente, nada va a ser como lo conocemos ahora. No pensemos en el corto plazo, pero Ferrando convence, “te diré que las energías renovables van a poder abastecer los países por encima de un 95%”.

Últimas noticias