Rafa Nadal no jugará en Brisbane por una pequeña lesión en el muslo

Rafa Nadal
Nadal se lamenta durante el torneo en Abu Dhabi. (Getty)
Comentar

Malas noticias para Rafa Nadal. El calvario de las lesiones continúa y el tenista anuncia que no podrá jugar en Brisbane, el primer torneo oficial del año. De hecho, ya tuvo que negarse a disputar la final de consolación en Abu Dhabi por recomendación médica. Tenía la esperanza de poder estar en esta cita, pero finalmente no se ha podido recuperar a tiempo y ha tenido que renunciar pensando en llegar a tiempo para el Abierto de Australia.

La cuenta oficial del torneo anunció en Twitter la retirada del español: “Rafael Nadal anuncia que se retira de #BrisbaneTennis: “Me hice una resonancia magnética y vieron una pequeña distensión en mi muslo izquierdo. Traté de jugar, quería jugar, pero las recomendaciones de los doctores eran de otra manera”.

“Es una cosa pequeña que puede llegar a ser mucho más grande… Cuando compites, la intensidad en el músculo puede empeorarlo. Me siento mejor que hace cuatro días. Es un riesgo dañar mi cuerpo por un mes si hubiera jugado aquí“, asegura Nadal. Además quiso agradecer el apoyo de los aficionados: “Sé que es duro… No puedo agradecer lo suficiente el apoyo que la gente me ha dado a lo largo de mi carrera, especialmente en los momentos más difíciles”.

El tenista de Manacor ha decidido renunciar antes de enfrentarse al francés Jo-Wilfried Tsonga este jueves en su partido de segunda ronda y su puesto en el torneo lo ocupará el japonés Taro Daniel, en calidad de lucky loser. Nadal ha tomado esta decisión de no jugar el Open 250 australiano, consciente de que en poco más de una semana arranca el primer Grand Slam del año. Lo malo es que llegará a Melbourne sin ritmo de juego, después de que se retirase en París a finales de octubre y en noviembre decidiese operarse el tobillo.

El objetivo del número dos del ranking ATP tras operarse no era otro que recuperarse a tiempo para el inicio de esta temporada. Nadal quería coger algo de ritmo antes de afrontar el Open de Australia, donde el año pasado tuvo que retirarse en cuartos de final ante Marin Cilic por culpa de una lesión en el psoas-ilíaco. Así pues, al igual que sucedió la pasada temporada, Rafa llegará al primer grande del año sin ritmo de juego.

Últimas noticias