Liga Santander: Atlético de Madrid - Leganés

Objetivo cumplido antes de la Juventus

Objetivo cumplido antes de la Juventus

El Atlético de Madrid se impuso por 1-0 al Leganés en la jornada 27 de la Liga Santander gracias al solitario gol de Saúl Ñíguez. Los del Cholo Simeone cumplieron y superaron el trámite antes del decisivo choque de Champions League contra la Juventus en Turín

El Atlético de Madrid se llevó los tres puntos después de imponerse al Leganés por 1-0 en el Metropolitano. Los rojiblancos, que pensaron más en el choque contra la Juventus, siguen soñando con pelear por la Liga gracias al gol de Saúl Ñíguez, que marcó tras recoger el rechace del penalti que él mismo erró.

Los aficionados, con los ojos puestos en la Champions League. Simeone, según su filosofía del partido a partido, en el Leganés. Pero la alineación no decía lo mismo de su ya más que conocida visión. Varios cambios introdujo el técnico bonaerense, que no dudó a la hora de dar descanso a varios de los pesos pesados. En la defensa salió con Arias, Savic, Giménez y el canterano Solano. Para la medular, más rotaciones: Rodri, Thomas -que no podrá jugar el martes-, Correa y Vitolo. Y en punta, Kalinic y Griezmann. En la portería, por razones obvias, no hay novedad y Jan Oblak era titular.

Llegar con buenas sensaciones al choque frente a la Juventus no era el único aliciente del choque. La victoria del Barcelona en el Clásico deja la Liga de cara a los de Valverde, pero el Atlético aún tiene sus opciones y que visitar el Camp Nou, así que los de Simeone no pueden bajar la guardia y deben seguir sumando de tres en tres para seguir soñando. Para ello, no hay otra que practicar el arte de hacer gol. Griezmann avisó a los cinco minutos y su balón rozó el larguero. Thomas, diez minutos después con un tiró cruzado y lo que lamió el cuero fue el palo.

Dominaba el Atlético, el Leganés se defendía bien a la vez que buscaba la contra y algún ronquido de siesta se hubiera escuchado en el Metropolitano si no llega a ser por los cánticos de la incansable afición colchonera, que pidió a Solari que continuase en el banquillo del eterno rival. Las murallas defensivas obligaron a que ambos equipos tuvieran que intentarlo con tiros lejanos, cual ejército con sus catapultas. Lunin sacó una mano vital para evitar el tanto de Griezmann, Oblak blocó un chut de Braithwaite y Omeruo salvó que Kalinic empujara al fondo de la red la bola después de un cabezazo de Giménez.

Better call Saul, 5ª temporada

Con el 0-0 se llegó al descanso de un partido que tenía menos interés que sentarse en una silla y mirar los electrodomésticos en la cocina. Como decía, la mirada estaba puesta en Turín y en el intermedio hubo movimientos en el Atlético de Madrid. Antoine Griezmann no salía de vestuarios y Lemar entraba en su lugar. Solano acompañaría al francés en el banquillo y le tocó a Saúl quitarse el chandal y amarrarse los machos. Y vaya si lo hice. Presionó  el Leganés nada más salir, pero Omeruo zancadilleó a Correa y Mateu Lahoz señaló el punto de penalti. El pequeño de los Ñíguez lo tiró, Lunin lo paró y el ilicitano marcó en el rechace. 

Llegó el primero y el Atlético quería otro más. Ni tres minutos pasaron cuando Thomas estrelló un balón en el travesaño, pero para sentenciar el choque había que esperar. Tampoco llegó en la siguiente ocasión. Lemar disparó un libre directo a la escuadra, pero Lunin apareció volando con una palomita impresionante para interponerse entre el francés y el gol. Mientras, en la otra portería, Oblak sólo aparecía para coger al vuelo los balones que colgaban los futbolistas del Leganés.

Restaban unos 20 minutos cuando el Cholo agotó sus cambios quitando a Kalinic. Y otra vez, pensando en la Juventus. No porque sustituyera al croata, sino porque el que entró fue Juanfran y no Morata. El lateral se fue al carril zurdo, Saúl adelantó su posición y Vitolo se fue a la punta del ataque. Oblak -que terminó de capitán- continuó a lo suyo despejando los balones que metía el Leganés al corazón del área. El ritmo había bajado y por mucho que los pepineros lo intentaran, no tenían la claridad suficiente para generar verdadero peligro al Atlético, que con el pitido final ya pueden centrarse al 100% en el choque de Champions League contra la Juventus.

Lo último en Deportes

Últimas noticias