Verano

Niños en casa durante el verano: normas de limpieza y seguridad

Si deseas pasar un verano tranquilo con los niños en casa, debes procurar unas normas de higiene y seguridad que resultan básicas.

niños en casa verano
Consejos de higiene y seguridad en casa durante el verano

Tener hijos implica cuidarlos de forma adecuada todos los días, pero no debemos descuidar la limpieza y seguridad de la casa, en especial cuando llega el verano y los niños pasan más tiempo en casa, por lo que es más fácil que se produzca cualquier accidente doméstico. Veamos a continuación, algunas normas de limpieza y seguridad para que los niños pasen un buen verano en casa.

Niños en casa durante el verano: normas de limpieza y seguridad

niños en casa verano

Puede que debido a la pandemia hayamos decidido que este verano nos quedaremos en casa, y aunque siempre será bueno salir con los niños al parque, a la playa o a recorrer las calles de la ciudad, también querrán estar tiempo en casa donde la higiene y la seguridad se convierten en una prioridad,de modo que los niños puedan jugar y vivir en paz. Veamos entonces las claves para que este sea un verano tranquilo incluso en casa.

En su habitación

Si hemos decidido que el verano lo pasamos en casa, es posible que tus hijos decidan pasar prácticamente todo el día en su dormitorio, que deberá ser lo más seguro y estar lo más ordenado posible. Todos los enchufes eléctricos de la habitación, como los del resto de la casa, deben estar asegurados y cubiertos con sistemas de protección.

En caso de tener niños pequeños, los bordes deben hacerse inofensivos con protecciones especiales, además será bueno quitar las alfombras ya que no sirven de mucho en verano y además pueden hacer que el niño se tropiece y se caiga. Además, tendremos que evitar dejar objetos potencialmente peligrosos desatendidos, como cuerdas, cordeles u otros juegos que pueden volverse peligrosos, como objetos muy grandes o muy pequeños.

Por otro lado, será importante mantener una buena temperatura en la habitación de los niños y ventilar todos los días ya que si pasan mucho tiempo dentro seguramente el ambiente enseguida estará cargado.

Aprovechemos por las mañanas, mientras desayunan o mientras estamos en el parque para dejar abiertas las ventanas para que se ventile toda la casa y si podemos, pongamos el aire acondicionado en las horas de máxima temperatura, de modo que los niños se puedan sentir a gusto en casa (en caso de no tener será bueno disponer de un ventilador).

La limpieza e higiene 

La limpieza de la habitación debe ser frecuente, lo primero que debes hacer (tal y como acabamos de mencionar) es ventilar la habitación por la mañana para fomentar un intercambio de aire adecuado. Las almohadas y las sábanas deben golpearse y cambiarse al menos una vez por semana y el colchón también debe ventilarse y girarse periódicamente. Al menos dos o tres veces por semana, aspira y desempolve los muebles para mantener limpia la habitación. Al lavar ropa de cama y objetos del niño, es aconsejable utilizar productos especiales y proceder con un enjuague adecuado para evitar la persistencia de residuos. En superficies mojadas, los gérmenes pueden sobrevivir y multiplicarse rápidamente. Puedes ayudar a prevenir el crecimiento de gérmenes manteniendo las superficies, juguetes y ropa limpios y secos.

Productos de limpieza

Si tus hijos van a estar horas en casa, será mejor guardar los productos de limpieza en un armario cerrado con llave, lejos de los alimentos y en un lugar que no sea accesible para los niños. Almacena los productos en sus envases originales y no retires las etiquetas, también enjuague bien los medidores después de cada uso para evitar mezclar accidentalmente los productos.

Otras áreas de la casa

El balcón, la terraza y el acceso a las escaleras nunca deben dejarse abiertos y desatendidos, sino que siempre deben bloquearse con rejas o portones.

En verano es fácil que los niños quieran salir a la terraza o al balcón a jugar, pero no debemos dejarlos solos en ningún momento.

Tareas

Aprovechemos que pasamos un verano en casa con los niños, para que estos (si no son muy pequeños), nos ayuden con algunas de las tareas de la casa. Pueden por ejemplo ayudar a recoger su cuarto, o a llevar la ropa sucia a la lavadora, o en la cocina, nos pueden ayudar a fregar los cacharros o a llenar el lavavajillas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias